Foto de Patricia Carámbula

Esofagitis

Irritación del esófago
Esofagitis

Es la hinchazón o irritación del esófago como consecuencia del reflujo de líquido ácido que va desde el estómago al esófago (reflujo gastroesofágico). También puede ser causada por un trastorno autoinmunitario llamado esofagitis eosinofílica.

Factores de riesgo:

  • Alcohol
  • Tabaco
  • Consumo de determinados medicamentos sin beber suficiente agua, sobre todo: tetraciclina, risedronato, alendronato, doxiciclina, vitamina c, ibandronato
  • Cirugía o radiación en el pecho (por ejemplo en casos de cáncer de pulmón)
  • Vómitos

Causas

  • Las personas con sistemas inmunológicos debilitados, como por ejemplo en los casos de VIH, pueden desarrollar infecciones que conduzcan a esofagitis
  • La infección puede ser consecuencia de hongos, hongos levaduriformes (sobre todo candidiasis), virus como el citomegalovirus o herpes
  • Transplante de órganos (los fármacos utilizados inhiben el sistema inmunológico)
  • Leucemia o linfoma
  • Diabetes
  • Quimioterapia

Síntomas

La irritación o infección pueden llevar a que se inflame el esófago y aparezcan úlceras.

Los síntomas pueden incluir:

  • Dificultades de deglución
  • Ronquera
  • Tos
  • Acidez gástrica
  • Dolor de garganta
  • Dolor durante la deglución

Los síntomas de la infecciosa incluyen:

  • Fiebre y escalofríos
  • Candidiasis bucal
  • Dificultades para deglutir y deglución dolorosa
  • Dolor en las articulaciones

  • Úlceras en la boca (con herpes o citomegalovirus)

Tratamiento

El tratamiento dependerá en gran medida de la causa de la esofagitis. Si hay reflujo pueden indicarse medicamentos para disminuir el ácido. Mientras que en los casos de infección es necesario el tratamiento con antibióticos.

  • La anfotericina (inyectable) o los antimicóticos como fluconazol (vía intravenosa) pueden curar la infección por cándida
  • Los antivirales como famciclovir, aciclovir o valaciclovi pueden detener una infección por herpes
  • Los antivirales administrados por vía intravenosa como foscarnet o ganciclovir, pueden curar infecciones por citomegalovirus

Pronóstico

Los casos de esofagitis infecciosa, generalmente se tratan sin inconvenientes de manera efectiva. Las personas sanas suelen recuperarse por sí solas en unos 3 o 5 días, mientras que aquellas con un sistema inmune debilitado demoran más en mejorar.

El pronóstico dependerá en gran medida del sistema inmune débil, que lleva a que la persona esté en mayor riesgo de desarrollar la infección.

Complicaciones

Sin el tratamiento adecuado, la esofagitis puede causar molestias y estrechamiento (cicatrización final) del esófago. Esto puede tener como consecuencias, dificultades en la deglución de alimentos o medicamentos.

Luego de varios años de reflujo gastroesofágico, se puede desarrollar una afección llamada síndrome de Barrett que ocasionalmente puede conducir al cáncer de esófago.

Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.