Movimientos antivacunas y aumento del sarampion

El sarampión es una enfermedad infecciosa que estuvo controlada hasta 2016. Sin embargo, en los últimos años se produjo un significativo aumento de los casos tanto en América Latina como en el resto del mundo. En 2018 se registró un incremento del 50% con relación a 2017. 2018 dejó un saldo de 136 mil muertes por esta causa, según datos de la OMS.

Katherine O'Brien, directora del departamento de vacunas y productos biológicos de la OMS, señala sobre esto:

Retrocedemos con relación a los avances realizados y no retrocedemos porque carezcamos de los instrumentos para impedirlo; tenemos los instrumentos para evitar el sarampión. Retrocedemos porque no logramos vacunar.

Qué hay detrás del aumento de los casos de sarampión en el mundo

UNICEF atribuye este incremento en los casos a los movimientos que se oponen a la vacunación (sarampión antivacunas) y a los conflictos armados:

La mala infraestructura de salud, los conflictos civiles, la baja concienciación de la comunidad, la complacencia y las dudas a la hora de vacunar a los niños ha llevado a que estos brotes estén ocurriendo de nuevo tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo.

Por ejemplo, en los Estados Unidos, el número de casos de sarampión se ha multiplicado por seis entre 2017 y 2018, alcanzando los 791 casos, algunos de ellos registrados en ciudades como Nueva York o Washington.

A nivel mundial, 98 países han informado de un aumento de casos de sarampión en 2018 en comparación con 2017. Se ha erosionado el progreso contra una enfermedad tan fácilmente prevenible como potencialmente mortal.

Los grupos antivacunas y las dudas sobre la efectividad de las mismas, son considerados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) una amenaza para este 2019. Son los grandes responsables, según las autoridades sanitarias, de este aumento de casos de sarampión a nivel mundial. Estos grupos basan sus prédicas en algunos mitos extendidos sobre las vacunas como la creencia, por ejemplo, de que la vacuna sarampión tiene una vinculación con el autismo.

Al respecto, la Sociedad Argentina de Pediatría, señala:

En 1998 se publicó en una revista científica un trabajo sobre la posible relación entre la vacuna triple vírica (sarampión, paperas y rubéola) y el autismo. Posteriormente se demostró que los resultados eran falsos. Esa publicación creó un estado de pánico que produjo una disminución de las tasas de inmunización y posteriores brotes de enfermedades. No hay ninguna prueba de la existencia de autismo por vacunas.

El sarampión en el mundo

En Europa en 2017 se triplicaron los casos de sarampión con respecto a 2016. Entre diciembre de 2017 y el mismo mes de 2018, los casos de la enfermedad ascendieron a los 12.790 en la Unión Europea.

Según un informe reciente de la Agencia Europea para Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), trece países del mundo tienen una elevada tasa de vacunación de la primera dosis de sarampión (95%). Sin embargo, la cosa cambia con respecto a la segunda dosis, solamente Croacia, Eslovaquia, Hungría, Portugal y Suecia tienen un 95% de la vacunación.

En Brasil, Filipinas y Ucrania es donde se registró el incremento más significativo de casos de la enfermedad entre 2017 y 2018.

En Estados Unidos recientemente se declaró la emergencia sanitaria en la ciudad de Nueva York, tras un brote de sarampión (sarampión Nueva York) que afecta particularmente a la comunidad judía ortodoxa residente en la zona de Brooklyn y que es contraria a las vacunas.

Época de viajes: época de contagio

Estamos en vísperas de la Semana Santa, una época del año que se caracteriza por el turismo, los viajes y con ello los riesgos de contagio y propagación de enfermedades aumentan. Es importante controlar antes de viajar si el carné de vacunas está al día, sobre todo si el destino elegido es alguno de los lugares donde el sarampión está presente como Brasil, Estados Unidos (sarampión Nueva York) o la mayoría de los países de Europa.

Es importante recordar que según la OMS, en el mundo cada año se registran 1,5 millones de muertes de niños por enfermedades prevenibles con vacunación.

La única forma de evitar que resurjan las enfermedades infecciosas prevenibles con vacunas es la vacunación.

Henrietta H. Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF dice:

Casi todos estos casos se pueden prevenir y, sin embargo, los niños se están infectando incluso en lugares donde simplemente no hay excusa para ello.

El sarampión puede ser la enfermedad, pero, con demasiada frecuencia, la verdadera infección es la desinformación, la desconfianza y la complacencia. Debemos hacer más esfuerzos para informar con precisión a todos los padres y madres a fin de que nos ayuden a vacunar con seguridad a todos los niños.