casquillos de bala

Japón es un país cuya cultura resulta extraña para los occidentales, fundamentalmente, por desconocimiento. Sin embargo, tiene elementos muy interesantes y rescatables. Por ejemplo, la campaña que ha realizado exitosamente para el control de armas de fuego.

Teniendo en cuenta la elevada cifra de masacres y accidentes relacionados con ellas que azotan a países como los Estados Unidos, resulta bueno analizar cuáles han sido las estrategias utilizadas para ser la primera gran potencia en promover leyes de control de armas y ser el más estricto en el mundo en su cumplimiento.

En el 2014 se registraron nada más que 6 muertes como consecuencia de armas de fuego en Japón, mientras que en Estados Unidos la cifra de ese año ascendió a 33.599.

La primera nación en promover el control de armas de fuego

Ian Overton, director ejecutivo de “Action on Armed Violence”, una organización que trabaja para prevenir la violencia armada explica sobre ello:

Fue la primera nación del mundo en promulgar una ley de control de armas y creo que con ello estableció una base, diciendo que éstas no deben jugar un papel en la sociedad civil.

El periodista estadunidense Jake Adelstein corresponsal en Japón expone sobre el tema de las armas y la paz en ese país:

Mucho de ello deriva del sentimiento pacifista posterior a la guerra (la Segunda Guerra Mundial), de que la guerra fue terrible y que no debemos caer en ella de nuevo.

La gente (en Japón) asume que siempre va a haber paz y cuando tienes una cultura así, realmente no sientes la necesidad de armarte o de poseer un objeto que pueda interrumpir esa paz.

La estrategia japonesa para el control de armas

Pasos para adquirir un arma de fuego en Japón

A diferencia de lo que sucede en otros países del mundo donde adquirir un arma es casi tan fácil como comprar un dulce, en Japón este proceso demanda tiempo, paciencia y perseverancia.

  • Clases de tiro de un día entero de duración.
  • Aprobar un estricto examen en el polígono de tiro con un 95% de aciertos.
  • Rigurosas pruebas de salud mental y consumo de drogas.
  • Análisis del historial criminal y posibles vinculaciones con grupos extremistas.
  • Investigación del contexto familiar y laboral del candidato a comprar un arma.
  • Las licencias para portar armas sólo tienen una vigencia de tres años. Pasado ese tiempo, la persona deberá asistir nuevamente al curso y aprobar las pruebas correspondientes.

Estricta legislación

La ley que rige actualmente sobre el control de armas de fuego en Japón rige desde 1958.

  • La ley limita la cantidad de tiendas de ventas de armas y en la mayoría de las jurisdicciones japonesas no se permiten más de tres.
  • Sólo se puede adquirir cartuchos nuevos, si previamente se devuelven los usados.
  • La policía tiene la potestad de negar las licencias de armas y requisarlas cuando lo crea conveniente.
  • Debe notificarse a la policía donde se almacenan las armas y las municiones, las cuales deben guardarse bajo llave y por separado.
  • La policía tiene la potestad de inspeccionar las armas de los civiles anualmente.
  • Sólo están permitidas las escopetas y rifles de aire comprimido, no las pistolas de mano.

Una sociedad sin armas es una sociedad menos violenta

La consigna que mueve a los japoneses a controlar tan estrictamente la tenencia y el uso de armas, radica en la concepción de que una sociedad sin armas es una sociedad menos violenta. De hecho la misma surge desde la propia ley de 1958 que dice: “ninguna persona poseerá un arma de fuego o varias o una espada o varias” .

En este marco, las armas en manos de la policía tienen también un rol determinante. Ésta las utiliza en contadas excepciones. El énfasis de la seguridad pública está puesto en la defensa y control a través de las artes marciales. Los policías practican este tipo de disciplinas y lo esperable es que todos ellos alcancen a ser cinturón negro en Judo.

Ante la amenaza de una persona violenta, la policía reacciona de la siguiente manera según cuenta el periodista de Tokio especializado en temas de la región Asia-Pacífico Anthony Berteaux:

…lo que la mayoría de los policías japoneses hacen es agarrar un futón enorme y básicamente enrollar la persona que está siendo violenta como si fuera un burrito, y llevarlo a comisaría para que se calme.

Para poner un ejemplo muy gráfico del uso de armas de fuego, cabe resaltar que durante el año 2015 la policía japonesa solamente disparó seis veces. Esto marca una diferencia abismal con lo que sucede en otros países del mundo.

La respuesta para la violencia no es nunca la violencia, ya que eso provoca una escalada.

Anthony Berteaux

Una vez terminada su jornada de servicio, los policías japoneses no se llevan las armas a casa, sino que deben llevarlas a la comisaría y dejarlas allí.

Pensar en estrategias similares a las utilizadas por el país nipón en el control de las armas de fuego, es utópico teniendo en cuenta la cultura armamentística estadounidense, con una policía militarizada y civiles armados hasta los dientes. Sin embargo, mirar hacia los costados para ver qué están haciendo otros países que tienen éxito en estos temas, podría ser un tímido inicio.

Ejemplos de otros países con estrictos control de armas

1 Canadá

En Canadá fueron aprobadas importantes leyes para el control de armas en 1995. La tasa de posesión de armas de fuego cada 100 habitantes en 2011 era de 25,33. La posesión de armas de fuego no está garantizada por la ley, éstas deben estar registradas por el Estado y sus propietarios estar capacitados para utilizarlas. Para solicitar un permiso de arma de fuego, es necesario pasar por la comprobación de antecedentes penales, de violencia doméstica, enfermedades de salud la mental y adicciones. Los propietarios de armas de fuego deben calificar nuevamente cada 5 años. Están prohibidas algunas pistolas de caño corto y las armas automáticas.

2 Israel

En Israel la tasa estimada de armas de fuego por habitante en 2014 era de 4,17 por cada 100 habitantes. La tenencia de armas cortas por parte de los civiles está regulada por la ley. Para solicitar un arma de fuego, es necesario pasar por una serie de controles de salud mental y antecedentes penales. Y cada tres años se debe calificar nuevamente.

3 Reino Unido

En este país desde 1960 se hicieron leyes más estrictas para el control de armas de fuego. La tasa de posesión de armas por cada 100 habitantes en 2010 era de 3,78. Actualmente está prohibida la posesión de armas automáticas. Toda arma de fuego debe estar registrada. Los certificados los otorga la policía, previo análisis de antecedentes penales y enfermedades mentales. Cada 5 años es necesario volver a calificar para la licencia.

4 Islandia

En Islandia la tasa de armas de fuego por cada 100 habitantes de 30,3. Sin embargo, la cantidad de muertes anuales por armas de fuego cada 100.000 habitantes fue en 2009 de 1,25. Este país tiene un bajo índice de criminalidad. La regulación de posesión de armas es bastante estricta; para solicitar la licencia es necesario someterse a diversas verificaciones. Además la policía islandesa no está armada, solamente una fuerza especial llamada "Escuadrón Vikingo", que actúa en contadas ocasiones, está habilitada a usar armas.

Puntaje: 
Sin votos aún