Rosa mosqueta
flickr.com

La rosa mosqueta (Rosa eglanteria) es un arbusto silvestre que se caracteriza por sus ramas delgadas y espinosas. Si bien puede hallarse en zonas de Chile y Perú, se trata de un vegetal característico de la región patagónica.

Sus clásicas flores blancas y rosadas dan lugar a un fruto ovalado de tonos rojizos, cuyas semillas representan cerca de las tres cuartas partes del peso. A partir de estas semillas puede obtenerse un aceite de propiedades sorprendentes. En una recordada experiencia efectuada en la Facultad de Química y Farmacología de la Universidad de Concepción (Chile), participaron 200 pacientes con cicatrices de distintos orígenes (quemaduras y actos quirúrgicos, entre otros) que se asociaban con envejecimiento prematuro de la piel.

La aplicación continua de este aceite, provocó una eficaz atenuación de las lesiones y contribyó al rejuvenecimiento cutáneo, mediante la activación de los fibroblastos y una mayor síntesis de ciertas proteínas, como la elastina y el colágeno.

Este producto reviste particular interés en Dermatología, Dermatocosmética, Cosmiatría y Nutrición. Ya que se lo prescribe para la reparación de tejidos dérmicos dañados, prevención de la conformación de arrugas, recuperación de áreas afectadas por quemaduras, prevención del fotoenvejecimiento, eliminación de manchas solares y de lesiones secundarias al acné o la varicela e incluso para la radiodermitis provocada por la radioterapia. Se ha propuesto su uso en las embarazadas durante el último trimestre de gestación, con el fin de evitar las estrías, tanto abdominales como en la región mamaria.

Estos efectos se han atribuido al elevado contenido de ácidos grasos esenciales poliinsaturados. Estas moléculas, entre los que se mencionan los ácidos linoleico y linolénico, son sustancias indispensables para aquellas áreas de la piel con altas tasas de proliferación celular, como el rostro y las manos.

El aceite derivado de la rosa mosqueta se aplica en gotas sobre la piel efectuando un suave masaje hasta su total absorción. Es un producto liviano que se absorbe rápidamente; por otra parte no tiene olor y su textura resulta ideal para el tratamiento local.

Vale la pena destacar también, la posibilidad del uso interno de los derivados de la rosa mosqueta. Su elevado contenido en vitamina C, la hace eficaz en la prevención y tratamiento de procesos gripales y como factor de protección en los fumadores.

Se ha sugerido que las infusiones realizadas con sus pétalos se vinculan con efectos laxantes y con acciones diuréticos. Además, podría mejorar el estado de ánimo durante los procesos depresivos.

Puntaje: 
Sin votos aún