Erisipela

Se trata de una infección bacteriana agua de la piel que es, en general, causada por las bacterias estreptococos del grupo A. Con frecuencia se presenta en las piernas (en el 80% de los casos), pero igualmente puede darse en el rostro, muslos (pacientes con cirugía de cadera), brazos. Puede afectar a personas de todas las edades, pero es más común en niños y personas mayores.

Factores de riesgo:

  • Úlceras cutáneas
  • Corte en la piel
  • Pie de atleta
  • Diabetes
  • Problemas con el drenaje del sistema linfático (linfedema) o a través de las venas
  • Sinusitis, otitis o manipulaciones dentarias cuando la erisipela se da en la cara

Síntomas

  • Fiebre, escalofríos, temblores
  • Lesión cutánea con bordes elevados y bien definidos
  • Ampollas
  • Placa eritematosa roja que se extiende de manera gradual entre 5 y 25cm al día
  • Dolor, enrojecimiento, inflamación, prurito y calor en la piel debajo de la lesión
  • Úlceras en las mejillas y el puente de la nariz

Tratamiento

En la erisipela de la pierna el tratamiento incluye reposo con la pierna en alto, durante unos cuantos días, para reducir el dolor y la inflamación, así como para combatir la fiebre. Luego que el paciente puede caminar, colocarse medias elásticas ayuda a la contención y disminuye la recurrencia del edema y el riesgo de linfedema.

El tratamiento antibiótico con penicilina es utilizado para eliminar la infección y en los casos más graves puede ser precisa la administración vía intravenosa. Esto es efectivo en alredor del 80% de los casos. En, aproximadamente, 24 o 72 horas sede la fiebre, disminuye el dolor y los síntomas cutáneos.

Otros antibacterianos usados para el tratamiento de la erisipela son las nuevas cefalosporinas, los macrólidos y fluoroquinolonas y funcionan como la penicilina. Este tipo de drogas están indicadas, fundamentalmente, en los casos de celulitis complicada.

Los pacientes que manifiesten episodios reiterados de erisipela, pueden requerir tratamiento antibiótico durante períodos más prolongados de tiempo.

Pronóstico

Si se realiza el tratamiento adecuado, el pronóstico es favorable. La piel puede tardar algunas semanas en recobrar su aspecto normal y con frecuencia se descama.

Complicaciones

En determinados casos, las bacterias pueden trasladarse hasta la sangre ocasionando una afección llamada bacteriemia. La infección puede propagase a los huesos, articulaciones y las válvulas cardíacas.

Otras posibles complicaciones incluyen:

  • Recurrencia de la infección
  • Shock séptico
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 1.5 (2 votes)