Cáncer de timo
Tos que no cesa, uno de los síntomas del cáncer de la glándula del timo

Se trata de un tipo de cáncer poco frecuente que es más probable en personas que padecen enfermedades autoinmunes como artritis reumatoidea, miastenia grave o lupus.

El timo es un órgano pequeño que se encuentra en la parte de arriba del tórax, debajo del esternón y participa en la producción de glóbulos blancos (linfocitos), encargados de proteger contra las infecciones.

Su diagnóstico suele realizarse durante una cirugía y, generalmente, al momento de diagnosticado ya se ha diseminado a otras partes del cuerpo.

Síntomas

El cáncer de timo puede ser asintomático en el comienzo de la enfermedad y puede detectarse durante una radiografía de tórax de control. Los síntomas pueden incluir:

  • Tos constante que no cesa.
  • Problemas para respirar.
  • Dolor en el pecho.

Estadios del cáncer de timo

  • Estadio I: En esta etapa todas las células cancerosas se encuentran dentro de la bolsa que envuelve al timo.
  • Estadio II: En esta etapa las células cancerosas ya se han diseminado a través de la bolsa hacia la grasa que circunda al timo o hacia la parte que reviste la cavidad del pecho.
  • Estadio III: en este estadio las células cancerosas se han diseminado hacia los órganos próximos al pecho, incluyendo los pulmones, la bolsa que envuelve el corazón y los vasos sanguíneos que transportan la sangre a éste.
  • Estadio IV: Este estadio se divide en IVA y IVB según el lugar a donde se ha diseminado la enfermedad. En el IVA las células cancerosas se han diseminado abundantemente en las proximidades de los pulmones y del corazón. En el IVB se han propagado a la sangre y al sistema linfático.

Tratamiento

  • Cirugía:
    Es el tratamiento más frecuente. Aunque se extirpe el tumor durante la cirugía, en algunos casos se indica al paciente radioterapia para eliminar así cualquier célula cancerosa. Tras la cirugía el tratamiento para reducir el riesgo de que el cáncer recidive se denomina terapia adyuvante.
  • Radioterapia:
    Se utiliza radiación para destruir las células cancerosas o frenar su crecimiento.
  • Quimioterapia:
    La quimioterapia consiste en la administración de fármacos vía oral o inyectable para destruir las células cancerosas o interrumpir su multiplicación.
  • Terapia con hormonas:
    En este tratamiento se utilizan corticosteroides para eliminar las hormonas u obstruir su acción, impidiendo así el crecimiento de células cancerosas.

Pronóstico

El pronóstico depende del estadio del cáncer, del tipo de célula cancerosa, si el tumor puede ser extirpado totalmente quirúrgicamente, si recién fue diagnosticado o recidivó y de la salud general del paciente.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4.5 (2 votes)