Trabajos que engordan
Policía

Hay determinados trabajos, que por sus requerimientos, exigen que las personas pasen muchas horas sentadas, con un gran desgaste mental, visual y mucho estrés, todo lo cual favorece los malos hábitos alimenticios y el aumento de peso.

1

Agente de viajes

Según la consultora Careerbuilder esta labor va en contra del manejo saludable del peso. Se trata de una tarea en la que el sedentarismo está a la orden del día, así como el estrés. Entre las recomendaciones para cambiar esta realidad y controlar el peso, están optar por las escaleras en vez de por los ascensores cuando hay que subir pisos e ir personalmente a la oficina de algún compañero de trabajo para hablar en persona en vez de levantar el teléfono o mandar un e-mail.

2

Abogados y jueces

Según la consultora mencionada, los empleados del sistema judicial, son más propensos a ganar peso. Fueron encuestados 5,700 profesionales y el 44% de ellos confirmó que había aumentado de peso a causa de sus labores. Entre las conductas alimenticias que atentan contra el manejo saludable del peso, están: Comer comida rápida, comer a causa del estrés, saltear comidas.

3

Artistas, arquitectos

Este tipo de trabajos requieren de horas de sedentarismo así como de horarios desordenados que fomentan comer mal, en cualquier momento, saltear comida, etc. LA tarea creativa, la inspiración muchas veces necesitan de algún estimulo alimenticio que inspire y esto es contraproducente con el peso.

4

Trabajador social

Pasan muchas horas sentados es sus escritorios, comiendo inclusive la gran mayoría de las veces en ellos y están sometidos situaciones estresantes. Para contrarrestar los malos hábitos de salud a los que condena la jornada laboral, se aconseja hacer ejercicio después del trabajo, así como levantarse, estirarse y caminar un poco a lo largo del día de trabajo, llevar una dieta equilibrada y beber agua y jugos de fruta.

5

Profesor

Es frecuente entre profesores, las reuniones entre clase y clase a tomar café y comer galletas, dulces, etc., todas comidas con mucho contenido calórico y muy poco nutritivo. En estos casos, tener la fuerza de voluntad para rechazar la tentación puede llevar a que otros sigan el ejemplo. Optar por realizar caminatas en los ratos libres en lugar de sentarse a comer, es la mejor manera de cuidar el peso, la salud y favorecer al corazón, además de aumentar la energía para seguir con las obligaciones.

6

Científicos

Las tareas científicas suponen horas de trabajo sedentario frente a un microscopio o una mesa de laboratorio, lo cual obviamente genera estrés y conductas nada saludables. La NASA ya hace décadas había implementado programas de actividad física durante la jornada laboral (lo que se conoce actualmente como gimnasia laboral o gimnasia en la oficina), lo cual reduce el estrés, la ansiedad, las ganas de comer todo el tiempo y mejora el desempeño, la actitud y el ambiente de trabajo.

7

Bomberos y policies

Según el Dr. Manuel de La Peña, presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social, un mal ambiente laboral, favorece el estrés, la insatisfacción y los accidentes. Esto suele suceder con algunas tareas públicas que no son muy gratas y hacen que los trabajadores caigan en hábitos poco saludables como consumir alcohol, tabaco y comer en abundancia.

8

Relaciones públicas y marketing

Estos empleos que requieren de salidas, eventos, fiestas, en los que siempre hay comida y bebida que lleva a los trabajadores a comer cosas fuera de lo que es su alimentación y consecuentemente, aumentar de peso. Por ello, en estos casos la conducta y la voluntad son la clave.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4 (1 vote)