luz azul de la pantalla reflejada en la cara

Según una investigación reciente realizada por científicos de la Universidad de Toledo en Estados Unidos y publicada en “Nature”, la exposición permanente a la luz azul de las pantallas de computadoras, dispositivos digitales y teléfonos inteligentes, puede causar degeneración macular y en consecuencia precipitar la ceguera.

La mácula es la parte de la retina responsable de que la visión sea nítida y en detalle. La luz que emanan las pantallas, produce un daño irreparable matando las células fotorreceptoras en la retina, las cuales no se regeneran. El efecto, sería similar al que se produce producto del envejecimiento en personas mayores a los 60 años de edad.

El Dr. Ajith Karunarathne, profesor del departamento de química y bioquímica de la Universidad de Toledo en los Estados Unidos y uno de los responsables del estudio, dijo al respecto:

Estamos expuestos a la luz azul continuamente, y la córnea y el cristalino del ojo no pueden bloquearlo ni reflejarlo.

Si brillas luz azul sobre la retina, la retina mata las células fotorreceptoras a medida que la molécula de señalización en la membrana se disuelve.

Necesitas un suministro continuo de moléculas de la retina si quieres ver y los fotorreceptores no sirven de nada sin éstas, que se producen en el ojo.

No es un secreto que la luz azul daña nuestra visión al dañar la retina del ojo. Nuestros experimentos explican cómo sucede esto, y esperamos que esto conduzca a terapias que desaceleren la degeneración macular, como un nuevo tipo de caída de ojos.

Más evidencia científica sobre el daño de la luz de las pantallas a la visión

Además de lo ya mencionado, existen otras investigaciones que afirman que el uso de pantallas daña la visión. De acuerdo a un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Sinaloa en México, el uso continuo de dispositivos electrónicos tiene consecuencias negativas en el ciclo diurno, en el sueño y en el tejido ocular. Se asocia con fatiga visual, migrañas, cefaleas, problemas en la retina o el cristalino, que dañan la vista con el paso del tiempo.

El investigador Emilio Terán Bobadilla, adscrito a la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas de la UAS y líder del estudio señaló:

Este tipo de luz perturba tu ciclo diurno y esto tiene consecuencias en el nivel de atención del usuario, en la forma en la que aprendes y retienes la información a través de la memoria.

Estos datos deben considerarse si se desea tener una buena vista, ya que, según un estudio de la Fundación Telefónica, de España, un usuario de Smartphone mira la pantalla de su teléfono, aproximadamente, 150 veces al día.

Por su parte el investigador del Departamento de Óptica de la Universidad de Valencia, en España, Andrés Gené señala:

El problema de valorar cómo afecta la luz azul a las personas es que no es un efecto inmediato, sino que las radiaciones nocivas se acumulan con el tiempo.

La gran duda es cuánta emisión es necesaria para provocar el daño, y en cuánto tiempo. Hay que tener en cuenta que, dada la actualidad del tema, en los próximos años se irá obteniendo más información al respecto.

Otras visiones sobre el tema

Por otro lado existen otras opiniones no tan fatalistas con respecto al efecto de la luz de las pantallas en la vista.
El oftalmólogo español Rubén Pascual dice sobre el tema:

…para que la luz azul fuera realmente dañina, habría que estar a dos centímetros de la pantalla, sin parpadear, durante seis o siete días.

El oftalmólogo Javier Corvalán, presidente de la Sociedad Chilena de Oftalmología.

La luz blanca está formada por todo el espectro del color, incluido el azul, y hemos hecho toda una vida al aire libre, bajo el sol, que tiene una intensidad mayor. Si fuera cierto, hace tiempo que todos tendríamos daño por luz azul.

Serge Picaud, del Instituto de la Visión de París:

La intensidad lumínica producida por las pantallas es relativamente débil en relación al sol... Todos los que se preocupan de la toxicidad de las pantallas, ¿se han puesto anteojos de sol en el verano?.

Puntaje: 
Sin votos aún