Los pulomones

Dejar de fumar tiene muchísimos beneficios para la salud y uno de ellos es el de recuperar la capacidad pulmonar que se ha visto afectada por el alquitrán y los químicos perjudiciales del cigarrillo. Éstos quedan atrapados en los pulmones y dificultan la acción de tomar oxígeno y desechar el dióxido de carbono. Para ayudar en este proceso de limpieza pulmonar, hay algunos consejos que pueden ayudar y acelerar el proceso.

1

Ajo crudo

El consumo de ajo crudo ayuda a eliminar la mucosidad acumulada en las cavidades del pecho, gracias a su contenido de alicina. Además al tener también propiedades antibióticas, contribuye a mantener altas las defensas.

2

Jengibre

La ingesta regular de jengibre ayuda a expulsar las secreciones producidas por el tabaco.

3

Té verde

El té verde es muy beneficioso para la salud gracias a su contenido de antioxidantes (entre ellos catequina), los que previenen los nocivos efectos de los radicales libres causantes de enfermedades como el cáncer. Además, también ayuda a eliminar la acumulación de mucosidad causada por el tabaco.

4

Evitar la exposición a los irritantes del aire

Los fumadores y ex fumadores ya han estado demasiado expuestos a sustancias tóxicas y contaminantes. Por ello, una vez que se abandona este hábito, es recomendable mantenerse lo más alejado posible de toda sustancia irritante que se encuentre en el aire como productos químicos, pegamentos, adhesivos, polen, etc.

5

Mantener una dieta saludable

Incluir en la alimentación frutas ricas en vitamina C como los cítricos que ayudan a eliminar los radicales libres que favorecen la congestión pulmonar. Manzanas que por su contenido de ácido ascórbico y de magnesio, mejoran la función pulmonar a la vez que desintoxica los pulmones a nivel celular. Las piñas también ayudan a aumentar la elasticidad contribuyendo a la respiración profunda y verduras que tengan propiedades antioxidantes y aporten vitaminas.

6

Realizar actividad física

El ejercicio físico es fundamental para mejorar limpiar los pulmones de los tóxicos del tabaco y mejorar la capacidad pulmonar. Si no se practicaba actividad antes, se debe comenzar de forma gradual e ir incrementando la intensidad, el tiempo y la frecuencia moderadamente.

7

Practicar técnicas de respiración

Aprender técnicas de respiración es muy beneficioso para mejorar la función de los pulmones y limpiarlos de los químicos nocivos.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4 (2 votes)