Helicobacter pylori

El Helicobacter pylori (H. pylori) es una bacteria que vive en sistema digestivo de 2/3 de la población del mundo según cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y en la mayoría de los casos no causa inconvenientes. Sin embargo, en algunos otros produce infecciones estomacales. Se transmite a través de agua y alimentos contaminados, principalmente, y existen otros estudios que creen que podría propagarse de una persona contaminada a otra, por el contacto con la materia fecal, el vómito e incluso la saliva.

En general, la bacteria es adquirida durante la niñez y es más común en las zonas más pobres, donde los sistemas sanitarios son deficientes.

Se estima que la bacteria Helicobacter pylori es la causante principal de cáncer de estómago y úlceras pépticas. En el primer caso, existe evidencia científica que relaciona la infección con dicha bacteria, con un riesgo más elevado de adenocarcinomas gástricos. En el segundo, las personas infectadas tienen entre 6 y 10 veces más riesgo de desarrollar una úlcera.

Factores de riesgo

  • Hacinamiento.
  • Falta de acceso al agua potable.
  • Pobreza y condiciones de vida insalubres.
  • Convivir con una persona infectada con H. pylori.

Síntomas

En general las personas infectadas con H. pylori no manifiestan síntomas. Pero cuando aparecen pueden abarcar:

  • Ardor estomacal, especialmente en la parte alta del estómago.
  • Náuseas.
  • Pérdida involuntaria de peso.
  • Dolor abdominal agudo que se intensifica cuando el estómago está vacío.
  • Inflamación abdominal.
  • Eructos recurrentes.
  • Sensación de saciedad aunque se coma muy poco.
  • Cambios en las heces.
  • Sangrado gastrointestinal (cuando la H. pylori causa úlcera).

Tratamiento

El tratamiento de la H. pylori es, fundamentalmente, farmacológico. Consiste en la administración combinada de inhibidor de la bomba de protones (omeprazol, lansoprazol) para disminuir la producción de ácido y antibióticos (amoxicilina, metronidazol, tetraciclina, claritromicina) durante 14 días. Luego de 4 semanas de finalizado el tratamiento, se pueden repetir las pruebas de diagnóstico para confirmar que la bacteria ha sido eliminada del organismo.

Remedios naturales para combatir el Helicobacter pylori

Para aliviar las molestias estomacales causadas por el Helicobacter pylori y combatir la bacteria, puede recurrirse, sin dejar de lado el tratamiento médico, a algunos remedios naturales.

1 Infusión de jengibre

El jengibre tiene propiedades antinflamatorias, antibacterianas y antiespasmódicas, por lo cual es un remedio ideal para los casos en que el Helicobacter pylori manifiesta síntomas en el organismo. Preparar una infusión hirviendo unas rodajas de jengibre en agua durante unos 5 minutos, dejar reposar y beber endulzada con miel 3 veces en el día.

2 Infusiones con raíz de Regaliz

Esta raíz tiene propiedades antibacterianas, antinflamatorias y antiespasmódicas. Por ello, una infusión con ella ayuda a mejorar el malestar. Colocar un trozo de regaliz en una olla con agua y hervir por unos minutos. Dejar reposar y beber unas 3 o 4 veces al día.

Puntaje: 
Sin votos aún