Dacriocistitis
Fotocortesía de William Morris, M.D.

Es una infección de los conductos lagrimales o del saco lagrimal cada vez menos frecuente. Es más común en niños, ya que ellos tienen una obstrucción congénita de los conductos nasolacrimales.

Tipos de Dacriocistitis

  • Dacriocistitis aguda: Se caracteriza por cursar con mucho dolor e inflamación. Debe ser tratada con rapidez, debido a su proximidad con la vena angular. Suele producirse en personas con higiene deficiente u ojo que llora
  • Dacriocistitis crónica: se caracteriza por el lagrimeo constante y los ojos rojos
  • Dacriocistitis del recién nacido: En los bebés recién nacidos la apertura de los canales nasolacrimales se produce en el primer mes de vida, aunque hay un porcentaje (5% aproximadamente) en que no se produce y se desarrolla la dacriocistitis

Causas

Obstrucción del conducto nasolacrimal que causa estasia lo que predispone a la infección por sobrecrecimeitno bacteriano. Las bacterias más comunes son:

  • Streptococcus pneumoniae
  • Staphylococcus aureus
  • Pseudomonas aeruginosa
  • Bacterias Gram negativas

Síntomas

Los síntomas característicos de la infección aguda abarcan:

  • Lagrimeo excesivo
  • Fiebre
  • Dolor, inflamación y enrojecimiento del párpado inferior del ángulo interno del ojo
  • Pus o secreción del ojo

Los síntomas característicos de la obstrucción crónica son menos severos y abarcan:

  • Lagrimeo
  • Secreciones o pis
  • Poco o nada de enrojecimiento, dolor e inflamación

Tratamiento

La infección puede tratarse con antibióticos vía oral y éstos combaten con rapidez las infecciones agudas y alivian los síntomas de las crónicas.

Hay casos en los que pueden ser recetadas pomadas con antibiótico o gotas para los ojos.

En caso que la infección no responda al tratamiento antibiótico o regrese de forma persistente, puede ser necesaria una intervención quirúrgica menor. Ente los distintos tipos de tratamientos quirúrgicos para las infecciones del conducto lagrimal están:

  • Cánulas quirúrgicas del conducto lagrimal: Consiste en pasar un cable fino a través del conducto lagrimal para destapar la obstrucción. Es el tratamiento más común para las infecciones lagrimales recurrentes en los niños
  • Dacriocistorrinostomia: Este procedimiento que en general se realiza con la ayuda de láser, consiste en la expansión del conducto bloqueado o estrecho, generalmente para lo cual se realiza la extirpación del hueso causante del estrechamiento del conducto
  • Extirpación de parte o todo el saco lagrimal

Pronóstico

Las infecciones del conducto lagrimal requieren tratamiento cuando hay fiebre, enrojecimiento o lágrimas turbias. Las infecciones agudas suelen desaparecer tras un tratamiento antibiótico.

En los niños la obstrucción que causa infección suele desaparecer entre los 9 y los 12 meses.

Las infecciones crónicas, sobre todo en adultos, pueden resultar difíciles de curar sin una intervención quirúrgica que abra el canal de drenaje de los conductos lagrimales.

Complicaciones