Remedios caseros contra el dolor de espalda

Las causas más comunes del dolor de espalda son: mala postura, sedentarismo, músculos abdominales débiles, etc. Una buena rutina de ejercicios o una visita al quiropráctico pueden ser la solución a estos fastidiosos dolores. Pero también existen algunas soluciones caseras que pueden ayudar a combatir estos dolores.

1

Hielo

Ante la primera señal de dolor se recomienda aplicar un paquete de hielo sobre la zona afectada durante 20 minutos, así se calmará la inflamación. Debe tener en cuenta que antes de colocarse el hielo es recomendable poner una toalla o gel, así evitará que el hielo queme la piel. Esta operación se puede repetir cuantas veces sea necesaria.

2

Masajes

Un buen masaje periódicamente ayuda a prevenir la rigidez residual de una lesión muscular. Este masaje puede incluir los aromas del romero y la menta, ya que estos ingredientes naturales ayudan a mejorar la circulación. Para este remedio necesitará:

  • 30 ml de aceite de almendras
  • 15 gotas de aceite esencial de romero
  • 5 gotas de aceite esencial de menta

Combine los tres aceites en un frasco de vidrio oscuro, agite bien, aplique esta preparación sobre la zona afectada y frote, repita diariamente hasta que la lesión sane.

3

Hierbas

La combinación de árnica y valeriana resulta muy beneficiosa para combatir los espasmos y dolores musculares. Para este remedio necesitará:

  • 30 ml de extracto de valeriana
  • 30 ml de árnica

Combine ambos extractos en una botella de vidrio oscuro, agítela muy bien y frótese con esta preparación el área afectada hasta 3 veces al día. Si los espasmos persisten es mejor asistir a un especialista.

4

Aromaterapia

Un buen baño caliente de aromaterapia puede ser ideal para aliviar el dolor de espalda. Las sales de Epson ayudan a la relajación, la mejorana hace lo mismo, el romero combate la rigidez muscular, y la lavanda es un buen antiespasmódico benigno y un gran sedante. Para este remedio necesitará:

  • 250 mg de sales de Epson
  • 5 gotas de aceite esencial de mejorana
  • 5 gotas de aceite esencial de romero
  • 5 gotas de aceite esencial de lavanda

Llene una bañera con agua caliente, inmediatamente después vierta las sales de Epson y los aceites esenciales de mejorana, romero y lavanda respectivamente, remueva y tome un baño de 20 minutos. A este procedimiento lo puede hacer diariamente hasta que acabe el dolor muscular.

Importante: Las recetas de masajes jamás deben aplicarse sobre heridas abiertas, esto puede derivar en infecciones severas. Si al cabo de 4 o 5 días el dolor persiste debe visitar con urgencia a un médico especialista.

Fuente: 1001 Remedios Naturales. Autor: Vukovic, Laurel. Editorial: Dorling Kindersley

Puntaje: 
Sin votos aún