Dieta de la piña

Las dietas para adelgazar son un recurso al que apelan todos aquellos que desean perder kilos. Muchas veces buscan dietas milagrosas, con las que se logre el objetivo en tiempo record y con poco esfuerzo. Es así que aparecen este tipo de regímenes rápidos, que se basan en un alimento base y, que no siempre, son saludables.

La piña es una fruta con múltiples propiedades beneficiosas para la salud, siempre y cuando sea consumida en una alimentación balanceada, acompañada de todo tipo de alimentos. Sin embargo, la dieta de la piña es hipocalórica (muy baja en calorías) y restrictiva; se basa en la ingesta de ésta durante dos o tres días en la semana, en todas, o casi todas las comidas diarias, además de restringir el consumo de hidratos de carbono como pan, arroz, pasta, patatas y legumbres.

Ejemplo de la dieta de la piña

  • Desayuno
    Pan tostado o galletas integrales acompañadas de rodajas de piña.
  • Media mañana
    Zumo natural de piña.
  • Almuerzo
    Pollo sin piel o salmón a la plancha, acompañado de brócoli y, de postre, unas rodajas de piña.
  • Merienda
    Yogur descremado con piña en cubos.
  • Cena
    Sopa de crema de verduras o ensalada con trozos de pollo y, como postre, rodajas de piña.

La idea es realizar este régimen alimenticio dos o tres días a la semana, alternando con el consumo de alimentos de bajo contenido calórico y ricos en proteínas. Así, lo que se pierde fundamentalmente son líquidos —gracias al poder diurético de la fruta— y masa muscular.

Beneficios de la dieta de la piña

  • Se pierden kilos en pocos días de forma rápida.
  • Disminuye la inflamación abdominal.
  • Se depura y desintoxica el organismo.
  • Se eliminan líquidos gracias a su elevado contenido de agua y propiedades diuréticas.

Riesgos de la dieta de la piña

La nutricionista española Vanessa Buitrago, explica su posición sobre los riesgos de esta dieta:

Esta dieta no genera ningún beneficio para la salud de quien la sigue. Incluir la piña en la alimentación es recomendable, igual que el resto de frutas, pero combinándolo con el resto de alimentos esenciales.

…no es una dieta recomendable para perder peso, porque no ayuda a reducir la grasa, sino que favorece a la pérdida de líquido y de músculo.

  • Es una dieta restrictiva y desequilibrada

    Según el dietista-nutricionista Francisco José Celdrán, presidente del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Murcia (CODINMUR), España, el basarse en un único alimento, no hace que esta dieta sea balanceada.

    Tiene una serie de riesgos asociados.

    Al ser un régimen alimenticio desequilibrado, se produce una falta de nutrientes esenciales, y esta carencia, genera serios problemas de salud.

    La nutricionista argentina Nadia Manuale, fundadora de Nutrenta, un sitio de consultoría online especializado en salud, nutrición y bienestar, manifiesta lo siguiente sobre la dieta de la piña:

    …este tipo de dietas conllevan a trastornos alimentarios y a un reducido aporte de nutrientes esenciales, vitaminas y minerales, claves para un adecuado funcionamiento del organismo.

  • Causa efecto rebote

    La nutricionista española Estefanía Ramo, indica sobre el efecto rebote de esta dieta:

    A la hora de perder peso, principalmente se elimina masa muscular, y cuándo se termine la dieta, volveremos a recuperar el peso con gran facilidad.

    La dietista española Sara Garcés señala:

    Se trata de una de las muchas dietas milagro que existen. Es estricta y tiene unas altas probabilidades de producir efecto rebote al abandonarla. Yo no la recomendaría porque aunque se pierde peso de forma rápida, lo que se hace es un semiayuno con una carencia increíble de nutrientes necesarios para el organismo.

  • No es sostenible a largo plazo

    Al ser una dieta restrictiva, no es posible mantenerla en el largo plazo, es por ello que, tal y como se mencionaba en el punto anterior, una vez que se abandona, se recupera el peso anterior e incluso más.

    El especialista en nutrición, Dr. Walter Willett, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, Estados Unidos, precisa al respecto:

    Las dietas rígidas suelen fracasar en el largo plazo.

    La nutricionista Vanessa Buitrago agrega:

    Otra desventaja de este régimen, es que no es sostenible: como máximo se lleva a cabo durante siete días, sumándole el hecho de que es aburrida y monótona.

Puntaje: 
Sin votos aún