Retinopatia diabetica
La retina

Se produce por el exceso de glucosa en la sangre que daña y debilita los vasos sanguíneos, favoreciendo las filtraciones de sangre y otros fluidos en la retina. Es una complicación de la diabetes, una enfermedad de la retina que puede provocar problemas de visión e inclusive ceguera. Generalmente empeora con el paso de los años cuando la diabetes no es controlada debidamente.

Existen dos tipos de retinopatía diabética: Retinopatía no proliferativa y retinopatía proliferativa.

  • Retinopatía no proliferativa
  • Es la retinopatía más común, es cuando los vasos sanguíneos del ojo se vuelven débiles como consecuencia de los elevados niveles de azúcar en la sangre y tienen filtraciones en la retina. Si la sangre y los otros fluidos entran en el centro del ojo, se puede producir visión borrosa. En general las personas con este tipo de retinopatía no presentan síntomas.

  • Retinopatía proliferativa
  • Cuando la diabetes no es controlada la retinopatía diabética sigue empeorando y los vasos sanguíneos pueden abrirse o romperse fácilmente, favoreciendo filtraciones en la parte media del ojo o delante de la retina, lo cual provoca cambios en la visión e incluso puede llegar a producir un desprendimiento de retina. Hay veces en que no aparecen síntomas hasta que ya las complicaciones son serias. Por ello, son importantes los controles de la vista en los pacientes diabéticos.

Síntomas de Retinopatía diabética

En general no se presentan síntomas hasta que se producen importantes cambios en la visión. La revisión regular de los ojos mediante un examen de la vista con pupila dilatada en pacientes con diabetes (1 vez al año), puede ayudar a que se detecte la retinopatía a tiempo y se trate para que no haya pérdida de la visión y ceguera.

Tratamiento

Con una intervención quirúrgica, con medicación o tratamiento láser, se puede disminuir la velocidad con la que avanza la pérdida de visión. Pero si la enfermedad se agrava, puede ser necesario tratamiento en más de una oportunidad.

Cómo se previene la Retinopatía diabética

Esta complicación de la diabetes que puede llegar a hacer que el paciente quede ciego, se puede prevenir controlando la hipertensión (es decir manteniendo la presión arterial en los niveles ideales), los niveles de azúcar en sangre (dentro de los límites permitidos) y dejando de fumar en el caso de los fumadores.

Puntaje: 
Sin votos aún