Dermatitis atopica

Se trata de un trastorno cutáneo crónico, llamado frecuentemente eccema atópico, que se caracteriza por erupciones y descamaciones de la piel que afecta la cara, el torso y el cuero cabelludo.

Causas

La causa es una reacción parecida a la alergia cutánea que produce hinchazón y enrojecimiento.

Es más frecuente en bebés y en muchos casos se supera al comienzo de la adultez.

Las personas con esta afección generalmente padecen además de alergias estacionales o asma o cuentan con antecedentes familiares de estas afecciones así como de eccema o rinitis alérgica.

Hay factores que pueden desencadenar o empeorar los síntomas de la dermatitis atópica:

  • resfriados y aire seco en invierno
  • Contacto con materiales irritantes, químicos o ásperos como la lana
  • Piel reseca
  • Resecamiento de la piel por ducharse o nadar con excesiva frecuencia
  • Perfumes agregados a jabones o lociones para la piel
  • Alergias al polen, ácaros, moho
  • Estrés emocional
  • Enfriarse o acalorarse mucho o cambios súbitos de temperatura

Síntomas

  • Ampollas en la piel que supuran y forman costras
  • Secreciones o sangrados del oído
  • Cambios en la coloración de la piel
  • Engrosamiento en algunas áreas de la piel que tiene apariencia de cuero (liquenización), que se da, generalmente, luego del rascado o irritación por largo tiempo
  • Piel seca en todo el cuerpo o en algunas zonas de la piel con protuberancias en los muslos y la parte de atrás de los brazos
  • Zonas de la piel en carne viva como consecuencia del rascado
  • Enrojecimiento o inflamación de la piel en el área que rodea a las ampollas

El tipo de erupción y la zona de comienzo de la misma dependen de la edad del paciente:

  • En niños menores de 2 años, las lesiones cutáneas suelen comenzar en el rostro, el cuero cabelludo, manos y pies. En general la erupción causa picazón, exuda y forma costra
  • Durante los brotes intensos, las erupciones pueden desarrollase en cualquier área del cuerpo
  • En niños mayores y adultos, la erupción suele aparecer en codos, cuello, rodillas, manos y pies

La picazón intensa es muy frecuente y puede empezar antes de que aparezca la erupción.

Tratamiento

Los cuidados de la piel en el hogar pueden reducir el requerimiento de uso d medicación:

  • Evitar rascarse
  • Mantener las uñas cortas y limpias para evitar las infecciones
  • Mantener la humedad y humectación de la piel
  • Evitar el contacto con factores que puedan agravar los síntomas: Jabones, alimentos, etc.
  • Medicación: Antihistamínicos para reducir la comezón, crema o ungüento de cortisona, inmunomoduladores tópicos, cremas o ungüentos que contengan alquitrán de hulla o antralina, cremas o pastillas antibióticas para la piel infectada, entre otros fármacos

Pronóstico

Si bien la dermatitis atópica es una afección crónica, con tratamiento pueden controlarse los síntomas, evitando los irritantes y manteniendo humectada la piel.

En los niños la dermatitis atópica suele desaparecer, aproximadamente, entre los 5 y los 6 años de edad, pero suelen haber reagudizaciones. En adultos se trata de una afección extendida o recurrente.

En algunos casos la dermatitis atópica puede ser más difícil de controlar:

  • Cuando comienza a temprana edad
  • Cuando cursa conjuntamente con rinitis alérgica y asma
  • Cuando compromete una importante parte del cuerpo
  • Cuando hay antecedentes familiares de eccema

Complicaciones

  • Cicatrices permanentes
  • Infecciones cutáneas provocadas por hongos, bacterias o virus
  • Efectos secundarios del uso extendido de fármacos para el eccema
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 2 (1 vote)