Septoplastia

Se trata de una cirugía para corregir todo tipo de problemas en el tabique nasal.

Las principales causas por las que se realiza la septoplastia son:

  • La reparación de un tabique nasal que está torcido, deformado o inclinado y bloquea la vía respiratoria. Las personas que tienen el tabique así, generalmente respiran por la boca, roncan y son más vulnerables a infecciones sinusales o nasales
  • Reparar una perforación nasal (esto puede producirse por prolongados períodos de inhalación de cocaína o alguna otra sustancia)
  • Si los sangrados nasales son incontrolables

Preparación para la septoplastia:

Un par de semanas antes de la cirugía el paciente debe dejar de tomar aspirina y cualquier otro tipo de medicamento que pueda incrementar el riesgo de hemorragias.

La noche previa a la intervención no debe ingerirse nada, ni agua ni alimentos.

Es aconsejable tener al alcance las siguientes cosas:

  • Gasa
  • Analgésicos (evitar las aspirinas y el ibuprofeno al menos por una semana después de la cirugía)
  • Un humificador
  • Blusas con botones que no requieran sacar por la cabeza para evitar rozar la nariz

Procedimiento

En la gran mayoría de los casos los pacientes que se someten a una septoplastia reciben anestesia general. Aunque hay algunos casos en los que se aplica anestesia local, lo que insensibiliza la zona para bloquear el dolor.

La intervención quirúrgica tiene una duración aproximada de 1 y ½ hora y en general los pacientes se van ese mismo día para su casa.

El cirujano hace un corte dentro de la pared en un lado de la nariz, levanta la membrana mucosa que la recubre, extrae o aparta cualquier cartílago o hueso que sea el causante del bloqueo en el área. Posteriormente pone de nuevo la membrana mucosa en el lugar y la sutura.

Es muy probable que el paciente vuelva a su casa el mismo día de la cirugía. Tas la intervención es posible que taponen herméticamente (con algodón o algún otro tipo de material absorbente) ambos orificios nasales, para evitar las hemorragias. Generalmente estos tapones se quitan entre las 24 y 36 horas posteriores a la cirugía.

Riesgos

Los riesgos de una septoplastia abarcan los mismos que los de cualquier intervención quirúrgica y son:

  • Problemas respiratorios
  • Sangrado
  • Reacciones alérgicas a la medicación
  • Problemas cardíacos
  • Infección

Los riesgos de la septoplastia en particular abarcan:

  • Cicatrización
  • Cambios en la sensibilidad de la piel
  • Decoloración de la piel
  • Retorno del bloqueo nasal, lo cual requiere de otra intervención
  • Perforación o agujero en la pared del tabique
  • Asimetría en la apariencia de la nariz
  • Acumulación de líquido en la nariz

Pronóstico

En general, la mayoría de las septoplastias logran enderezar el tabique nasal eficazmente, lo cual frecuentemente mejora la respiración.

Puntaje: 
Sin votos aún