Según estudio ruso, las enfermedades de transmisión sexual producirían un olor desagradable en el sudor de los hombres que las padecen.

Infecciones sexuales podrían detectarse con el olfato
El olor de la transpiración del hombre con una ETS sería fétida.

Según un estudio realizado por investigadores rusos del Instituto de Citología y Genética de Novosibirsk, los hombres que tienen alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS), desprenderían un olor a sudor desagradable como consecuencia de la misma.

Para la realización del estudio fueron tomadas muestras de sudor de 34 personas de sexo masculino de entre 17 y 25 años, de los cuales 13 tenían gonorrea, 16 estaban saludables y 5 habían tenido la enfermedad pero ya estaban sanados.

Dichas muestras de sudor fueron ofrecidas a 18 mujeres de entre 17 y 20 años para que las evaluaran y dijeran que tan atractivo o no encontraban el olor del sudor.

Pese a que para nadie resulta muy atractivo o agradable el olor a sudor masculino; las mujeres que participaron del estudio encontraron mucho más desagradable el olor de sudor de los hombres que tenían gonorrea (olor fétido), en comparación con el de los demás.

El Dr. Mikhail Moshkin del Instituto de Citología y Genética en Novosibirsk señaló:

Hallamos que las infecciones sexuales, en este caso la gonorrea, provocarían que el olor de un hombre fuera percibido como menos atractivo por parte de sus potenciales parejas sexuales.

Para el Dr. Moshkin y su grupo de investigadores, el mal olor podría resultar útil para advertir a las mujeres cuando hay riesgo de acostarse con un hombre que padece una enfermedad de transmisión sexual.

La infección modificaría el olor corporal volviéndolo desagradable, provocando que las mujeres se alejen y reduzcan así su riesgo de contagio.

Agregar comentario