Los excesos típicos de estas fechas muchas veces repercuten en los dientes que no siempre son tenidos en cuenta

Cuidado de los dientes en Navidad

Se acerca la Navidad y las celebraciones con familias y amigos alrededor de una mesa llena de comida y bebida son una constante. En esta época los excesos son inevitables y además de sufrir la balanza y el estómago, también sufren los dientes y no siempre son tomados muy en cuenta.

La salud bucodental no siempre es considerada como importante. Sin embargo, puede traer serios problemas como caries, gingivitis, entre otras y en extremo pérdida de alguna pieza dental.

1

Controlar lo que se come en la medida de lo posible

Realizar dieta en esta época sería un propósito imposible e irreal. Pero sí controlar el exceso de dulces tan característicos de estas fechas. Una alternativa es no comerlos todos los días, evitar consumirlos entre comidas, etc.

2

Cepillar los dientes siempre, aunque sea, antes de ir a la cama

En esta época es muy frecuente realizar varias comidas fuera de casa y esto obviamente atenta contra el cepillado de dientes y la salud dental. Un buen hábito es llevar siempre con uno un cepillo dental y pasta dentro de la cartera para poder cepillarse cada vez luego de comer. Pero si esto no es posible, lo que no puede dejar de acres todos los días, es cepillarse los dientes antes de ir a la cama cada noche. Aunque se llegue tarde y cansado a casa, no postergar ni dejar de lado la higiene bucal.

3

Cuidar la sensibilidad dental

La sensibilidad dental es un problema serio para quienes la padecen, ya que deben cuidarse de consumir algunos alimentos como ser los ácidos, dulces, fríos y calientes. Por estos días el consumo de bebidas dulces y ácidas puede aumentar mucho la sensibilidad. Lo mejor es seguir las recomendaciones del odontólogo y usar pastas dentales para dientes sensibles.

4

Dejar de fumar

El comienzo de un nuevo año es una excelente oportunidad para abandonar los malos hábitos como el tabaquismo y comenzar el nuevo año con una mejor salud general y obviamente bucal. El cigarrillo además de manchar los dientes y dejarlos amarillos, favorece la formación de sarro y el mal aliento.

5

Siempre sonreír

Cuando se tiene una dentadura sana, sonreír es siempre dar una buena imagen y la sonrisa es sumamente importante, además de ser muy beneficiosa para la salud. Transitar estas fechas con una sonrisa en el rostro además de ser muy bueno para uno mismo, transmite buena energía para todos los que están alrededor.

Agregar comentario