"Dejar de juzgar a los demás"
"Dejar de juzgar a los demás"

Continuando con la entrega de los síntomas del despertar espiritual, presentamos la segunda parte:

8

Tener la sensación de un cambio interior

El sentimiento de que hay algo que ha cambiado en el interior de uno mismo, forma parte de ese despertar espiritual. Esto trae consigo sensaciones encontradas; por un lado alegría y por otro miedo a lo desconocido. Todo lo que rodea comienza a percibirse de manera distinta, se perciben los olores, sabores, colores, etc., de otra manera. Y es preciso estar abiertos para explorar y conocer el mundo ahora con esta nueva perspectiva.

9

Toma de conciencia sobre los malos hábitos

Las personas que están atravesando por este proceso de despertar espiritual, comienzan a percibir ciertas conductas como malos hábitos (fumar, beber, consumir drogas, etc.), y tratan de desprenderse de ellos.

10

Cero tolerancia a la superficialidad

El despertar espiritual viene de la mano de una disminución en la tolerancia a lo superficial y de la tendencia a buscar experiencias y compañías más profundas. En determinando momento de este proceso, puede que la persona se sienta un poco aislada, pero es parte del camino hacia lo autentico.

11

Desinterés por conflictos inconducentes

Las energías negativas son más poderosas que las positivas y es por ello que los conflictos son tan comunes. Pero en el proceso del camino espiritual, uno comprende que los conflictos, miedos, problemas cotidianos que amargan y obstaculizan son inconducentes. La escala de prioridades y valores se eleva y uno sólo da importancia a aquello que realmente la merece y deja de lado lo que es insignificante.

12

Dar sin esperar nada a cambio

En el camino de la espiritualidad dar a los demás sin esperar retribución es la regla. Y se siente una gratificación muy grande que llena el alma, como consecuencia de la conexión que se produce con el entorno.

13

Dejar de juzgar a los demás

Otra característica del despertar espiritual es el dejar de juzgar y criticar a los demás. Es que al estar en paz con uno mismo y con el mundo, aleja de pensamientos negativos y prejuiciosos.

14

Liverarse de las cosas materiales innecesarias

El bienestar que produce este despertar espiritual, conduce a despojarse de todo aquello exterior y material que no es necesario para estar bien y pleno. Es común en esta etapa tener la necesidad de despojarse de todo lo que no se usa, lo cual incluye ropa, muebles y diversos objetos que se acumulan sin ningún sentido. Liberarse así de la carga negativa que generan esos objetos y quedase sólo con lo imprescindible, que hace bien, da paz y plenitud.

Puntaje: 
Sin votos aún