Chocolate, café, ajíes…

Chocolate

Los neurobiólogos han hallado una conexión entre determinados alimentos y el estado anímico de las personas. Hay combinaciones hormonales que intervienen en el grado de felicidad y algunas de ellas están presentes en los alimentos.

El organismo produce por si mismo endorfinas (sustancias químicas liberadas por el cerebro que producen sensación de bienestar, por ejemplo al hacer ejercicio, durante el orgasmo o comer chocolates o picantes) y serotonina, pero a través del consumo de ciertos nutrientes, puede estimularse mucho más la producción natural de dichas sustancias.

1

Queso, huevos y pollo

Estos alimentos son ricos en un aminoácido llamado triptófano, que es necesario para mantener el equilibrio de nitrógeno en los adultos y para el crecimiento en los bebés. El organismo no es capaz de producirlo por sí mismo, así que debe obtenerlo de la alimentación. Luego de que el cuerpo absorbe el triptófano, éste se transforma en serotonina, una sustancia química que contribuye a lograr un estado de ánimo en equilibrio y un sueño plácido. El cerebro sólo es capaz de absorber este aminoácido, si es combinado con hidratos de carbono que posteriormente se transforma en azúcares. Ello es lo que explica que muchas veces el cuerpo ante situaciones de estrés pida carbohidratos a modo de estimulo.

2

Chocolate

Su aporte de azúcar y manteca contribuyen a la absorción de triptófano por parte del organismo, el que luego se transforma en serotonina, una de las sustancias de la felicidad. El cacao además aporta cafeína, que es un estimulante natural. Y como si fuera poco, su sabor, untuosidad y suavidad aportan mucho placer.

3

Maní y soya

El triptófano también puede encontrarse en vegetales como la mantequilla de maní, soya, avena, arroz, trigo, manzanas, cebolla, plátano, jengibre, tomate, aguacate, piña, semillas de calabaza, alga spirulina y granadas.

4

Ajíes o chicles

Al consumir alimentos picantes el cerebro libera endorfinas, ya que lo percibe como dolor y para aliviarlo segrega esta sustancia que da sensación de bienestar. Los alimentos más picantes son los chicles y los ajíes. Éstos últimos además contienen un compuesto químico llamado capsaicina, que actúa sobre el sistema nervioso, estimula los receptores térmicos de la piel y mucosas.

5

Naranjas, espinacas, arándanos

Los alimentos de color naranja y rojo como las mandarinas o las frutillas actúan como estimulantes: los de color verde ayudan a la concentración y los de violeta, morado o azul aportan sensación de paz.

6

Plátanos y piñas

Los plátanos contienen triptófano que al transformarse en serotonina pacifican el sistema nervioso. La piña por su parte funciona como estimulante natural, estimula la circulación y favorece la producción de serotonina.

7

Café

El consumo moderado de café (1 o 2 tazas diarias) puede ayudar a sentirse mejor, ya que es un estimulante físico y mental muy bueno.

Agregar comentario