Trasero de mujer

El síndrome del trasero muerto o también llamado síndrome de amnesia glútea, es una patología característica del sedentarismo. El glúteo medio se atrofia, pierde fuerza y deja de funcionar correctamente. El pasar demasiado tiempo en una posición estática y no ejercitar dicha zona con frecuencia, son las causas principales.

Aunque el sedentarismo se ha asociado con diversas enfermedades y problemas de salud, entre ellos: obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes, entre otras; poco se conoce de esta condición que es bastante frecuente en la consulta.

Así lo señala el quiropráctico del Instituto de Bienestar de la Clínica Cleveland, en Estados Unidos, Andrew Bang:

Yo veo esta lesión todo el tiempo en diferentes grados.

Chris Kolba, fisioterapeuta de la Universidad Ohio, Estados Unidos, explica sobre la causa de la amnesia glútea:

Al estar mucho tiempo sentado, el flexor de la cadera se acorta más y más, lo que lleva a que los músculos de los glúteos no se activen o no trabajen de la forma más óptima que deberían.

Kristen Schuyten, terapeuta física en el Centro Médico Michigan, Estados Unidos, agrega:

…también puede ocurrir en individuos muy activos que simplemente no trabajan los músculos de los glúteos lo suficiente.

Es así que esta condición puede desarrollarse incluso en deportistas como corredores o personas que se ejercitan regularmente, pero que no trabajan específicamente esa zona del cuerpo.

Síntomas

Si bien es una patología que no genera dolor, si no se trata pueden surgir síntomas.

Chris Kolba, explica lo siguiente:

Si los músculos glúteos no están funcionando de manera eficiente o a su capacidad máxima, otros músculos o zonas estarán sujetas a mayor estrés y trabajo, llevando eventualmente a los síntomas.

Todo el cuerpo funciona como un único sistema, y cuando a la gente le duele la rodilla o la cadera, suele tener que ver con que su glúteo no es lo suficientemente fuerte.

El glúteo medio es el encargado de dar estabilidad a la pelvis, por lo cual cuando no trabaja correctamente, puede causar dolor en la parte baja de la espalda y la cadera. También dificultades en las rodillas y tobillos, al compensar ese desequilibrio forzando éstas partes del cuerpo.

Diagnóstico

En una examinación física, los médicos pueden practicar la llamada prueba de Trendelenburg. Consiste en hacer elevar al paciente una pierna mientras se encuentra de pie. Si la cadera se hunde en el lado en el que se levanta la pierna, existe amnesia glútea en el otro lado.

Andrew Bang afirma:

Si la pelvis se hunde del lado del cuerpo en el que se levanta la pierna, esto indica debilidad en el medio glúteo del lado opuesto.

Una curvatura de la espalda demasiado marcada, también podría indicar la presencia de síndrome del trasero muerto.

Así lo explica Bang:

Mientras que la espina lumbar debería tener naturalmente una forma de 'S', una curvatura todavía más extrema puede significar que los flexores de la cadera están tan tensos que envían la espina hacia el frente.

Cómo prevenir el síndrome del trasero muerto

Lo ideal es tener una vida físicamente activa, practicando ejercicio de manera regular. Sin embargo, como esto no siempre es posible y existen personas que, por su trabajo, se ven obligadas a pasar muchas horas sentadas detrás de un escritorio, las recomendaciones incluyen:

  • Cada tanto levantarse de la silla, caminar y realizar ejercicios de estiramientos para la espalda y las piernas. Kristen Schuyten, aconseja colocar una alarma en el teléfono móvil cada una hora, de modo de mover la zona y evitar la aparición de este síndrome.
  • Realizar ejercicios específicos de fortalecimiento y flexibilidad de la zona glútea, con rutinas que incluyan trabajo del glúteo medio para mejorar su función.
Puntaje: 
Sin votos aún