Hernia femoral

La hernia hace referencia a una parte del contenido de la cavidad abdominal se sale a través de un agujero y queda solamente cubierta por la piel. En el caso de la hernia femoral, el orificio está en la parte superior del muslo, próximo a la ingle y allí es donde aparece la protuberancia.

Causas y factores de riesgo

En general las causas no son claras, en algunos casos la hernia femoral puede ser congénita, pero no se hace evidente sino hasta más adelante.

Entre los factores de riesgo de la hernia femoral incluyen:

  • Tos crónica
  • Obesidad
  • Estreñimiento crónico
  • Levantamiento de objetos pesados
  • Esfuerzo para orinar como consecuencia de próstata agrandada

Las hernias femorales son más frecuentes en las mujeres.

Síntomas

  • Protuberancia en la parte superior del muslo, bien debajo de la ingle que se hace cada vez más grande
  • Algo de molestia inquina al levantar pesos, realizar esfuerzos o estar de pie
  • Los primeros síntomas pueden incluir dolor inguinal o dolor abdominal repentino, náuseas o vómitos. Esto puede indicar que el intestino delgado está obstruido dentro de la hernia, lo cual constituye una emergencia médica

Diagnóstico

  • Examen físico
  • Ecografía
  • Tomografía computada

Tratamiento

El tratamiento varía según los síntomas.

Si el paciente manifiesta dolor repentino en la ingle, puede ser que un pedazo del intestino esté atrapado en la hernia (hernia encarcelada), lo cual requiere atención de urgencia en posiblemente cirugía de emergencia.

Cuando las molestias como consecuencia de una hernia femoral son crónicas, las opciones de tratamiento abarcan:

  • Cirugía: La reparación quirúrgica de la hernia femoral se empuja hacia adentro el tejido y se cose el área debilitada con suturas o se fortalece. La reparación puede realizarse con cirugía abierta o laparoscópica. Tras la cirugía el paciente pueden volver a su casa al cabo de unas horas e iniciar una dieta según las indicaciones médicas. El dolor puede aliviarse con analgésicos y a la semana, aproximadamente, puede retomar su vida normal luego de que sean retirados los puntos
  • Incremento en el consumo de líquidos y fibra para evitar el estreñimiento
  • Bajar de peso en caso de sobrepeso
  • Técnicas apropiadas para levantar objetos

Complicaciones

  • El intestino puede quedar atrapado en la hernia y no volver al lugar normal
  • Obstrucción intestinal
  • Gangrena y rompimiento del intestino

Pronóstico

Tras la cirugía las posibilidades de que la hernia femoral retorne son bastante bajas.

Cuando el intestino u otro tejido es atascado, puede ser preciso extirpar una parte el mismo.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4.5 (2 votes)