El verano

El verano es una época muy linda del año, para disfrutar al aire libre, del sol, la playa, el aire, etc. Pero hay algunos cuidados que es importante llevar, dado que esta estación también puede traer consecuencias negativas para la salud.

Al exponerse al sol

  • Evitar la exposición al sol entre las 11 de la mañana y las 5 de la tarde
  • Utilizar protectores solares de factor 15 como mínimo y aplicarlo 30 minutos antes de la exposición al sol y cada tanto si se transpira mucho o se toman varios baños de mar o piscina
  • Concurrir a consultar a un dermatólogo si aparecen lunares en la piel o cambian de aspecto, puesto que puede tratarse de cáncer de piel
  • Cuidarse de la exposición al sol durante el embarazo, para evitar las manchas en la piel
  • Usar lentes de sol con protección contra los rayos ultravioletas, sobrero de ala ancha y prendas de vestir de trama tupida que impida el pasaje de los rayos solares nocivos

Con la comida y el agua

En las épocas de más calor es necesario consumir agua fresca para mantenerse hidratado y hay que tener mucho cuidado cuando se sale a vacacionar y se bebe agua de la canilla, de asegurarse que sea potable. Con los alimentos los cuidados también deben ser mayores, ya que con las elevadas temperaturas se echan a perder con mayor facilidad y producen indigestiones.

  • Cuidar la higiene de manos y la manipulación de los alimentos al prepararlos, así como la limpieza de mesadas y superficies (tablas y utensilios)
  • Lavar bien frutas y verduras
  • Respetar la cadena de frío: Cuando se congelan y descongelan los alimentos
  • Cuidado con el punto de cocción de las carnes
  • Consumir sólo pescado y mariscos frescos

Al sumergirse cuidado con los oídos

Hay algunos adultos y en especial los niños cuyos oídos son muy sensibles al agua y con frecuencia presentan otitis. Por ello es importante tomar algunas precauciones:

  • No sumergirse mucho durante los baños de mar o piscina, para evitar la entrada de agua en el conducto auditivo
  • Utilizar tapones para baño para sumergirse en el agua, aunque hay especialistas que no los aconsejan porque dicen que no son efectivos
  • Tomar baños sólo en lugares donde estén dadas las garantías para ello, en los cuales el agua no esté contaminada
  • Secarse con suavidad los oídos con toalla tras el baño
  • Si se utilizan cotonetes, bastoncitos para limpiar los oídos, hacerlo con mucho cuidado sin introducirlos muy profundamente para evitar pequeñas fisuras que den entrada a la infección
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4 (1 vote)