Viagra

Actualmente cada vez es más común que un hombre utilice una pequeña y mágica pastilla azul para mantener relaciones sexuales: El Viagra (citrato de sildenafil). Desde 1998 la utilización de esta píldora es la moneda corriente para luchar en contra de los problemas de erección e impotencia masculina. Sin embargo, los hombres también emplean el Viagra como un estandarte de conquista.

Pese a que más de 600.000 médicos a nivel mundial hayan elegido el Viagra para ayudar a más 20 millones de pacientes con problemas de erección, poco sabe el común denominador de la población acerca de los efectos y problemas que puede llegar a causar tomar Viagra.

¿Por qué se produce la disfunción eréctil?

Existen diversas causas que se pueden asociar con los problemas de un hombre a la hora de lograr la erección. Dentro de las más comunes está la diabetes como una de las razones médicas más frecuentes; en especial en hombres de mayores de sesenta y cinco años. Además, las cardiopatías (o problemas relacionados con el corazón) también originan problemas eréctiles, del mismo modo que la presión sanguínea alta.

¿De dónde viene el Viagra?

La utilización de esta pastilla cimentó la primera modalidad de tratamiento no quirúrgico para enfrentar la impotencia masculina que no debe ser administrada ni por vía intravenosa, ni directamente en el pene. En un principio, el Sildenafil, o Citrato de Sildenafil, fue concebido para tratar a las anginas de pecho, aunque con escaso resultado. No obstante, indujo un gran número de erecciones masculinas y los laboratorios Pfizer decidieron entonces comercializarla para tratar la impotencia masculina.

Luego de que fuera patentada en 1996 y finalmente, en 1998, aprobada en los Estados Unidos por la FDA (Food and Drug Administration), el Viagra se convirtió en un Best Seller: Desde 1999 su venta excede el billón de dólares anual.

Su nombre puede estar inspirado en la palabra sánscrita vyaghra en sánscrito, cuyo significado es Tigre

.

Recaudos que se deben tomar antes consumir Viagra

Es importante que las personas sean precavidas frente a la decisión de tomar Viagra. De este modo, es conveniente que previo al inicio del consumo de esta medicación, sus usuarios se realicen chequeos médicos y un examen físico para poder distinguir si no existen riesgos. Del mismo modo, el paciente está obligado a informarle a su médico cuáles son los medicamentos que habitualmente ingiere, ya que algunos pueden tener una interacción negativa con los componentes del Viagra.

Los efectos secundarios

Tomar viagra puede causar algunos efectos secundarios tales como: Dolor de cabeza, enrojecimiento del rostro, nauseas y congestión nasal.

Si bien éstos son los más frecuentes, también existen otros que no se presentan tan a menudo, aunque su aparición es posible: Mareos, visión anormal, visión borrosa, sensibilidad a la luz, dolor en la vejiga, orina oscura o con restos de sangre y dolor al orinar. Finalmente, y quizás la consecuencia más preocupante, es el dolor de tórax que precisa de asesoramiento médico inmediato.

¿Cómo actúa el Viagra en el cuerpo?

Esta medicación produce una relajación en los músculos lisos del pene, de modo que el miembro tiene un mayor flujo sanguíneo, que posibilita una erección duradera y firme.

Usualmente, tomar viagra es un tratamiento eficaz para quienes sufren de impotencia masculina. No obstante, existen casos que no se pueden resolver porque la raíz de los problemas de erección es otra más profunda.

Método de empleo

El Viagra se debe consumir una hora o una hora media previo a mantener relaciones sexuales; la duración de su efecto puede ser de hasta cuatro horas. Esta pastilla debe emplearse sólo una vez al día, y sólo en el caso de ser necesaria.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4 (37 votes)