Remedios naturales y caceros para la diarrea

La diarrea es un trastorno gastrointestinal, una alteración en la evacuación intestinal que implica un incremento en la cantidad de las deposiciones, así como una modificación en su consistencia (suelen ser flojas, líquidas y acuosas). Es muy frecuente y puede ocurrir por diversas causas como, por ejemplo, contaminación bacteriana, intolerancia a determinados alimentos, parásitos, virus de la gripe, rotavirus, enfermedades estomacales, colon irritable, entre otras.

Puede estar acompañada de calambres abdominales y urgencia por acudir al baño. Debido a que con la diarrea se pierden muchos líquidos, la deshidratación puede ser una consecuencia grave, sobre todo en niños y ancianos que no beben suficiente agua necesaria para el organismo.

En general, si la diarrea se prolonga en los adultos durante uno o dos días y si se extiende más allá y/o aparecen otros síntomas como fiebre, deshidratación, sangre en las heces, es necesario consultar al médico.

La diarrea suele generalmente tratarse con dieta y líquidos que repongan los fluidos y electrolitos eliminados. También existen algunos remedios caseros para la diarrea, que pueden ayudar a rehidratar el organismo, eliminar los síntomas y frenar la frecuencia de las deposiciones.

1 Probióticos

De acuerdo con Baylor College of Medicine de Estados Unidos, los probióticos son excelentes aliados contra la diarrea. Funcionan como antibióticos que combaten las bacterias patógenas, como la Clostridium difficile, una de las infecciones más frecuentes que causa diarrea, alterando el PH y creando un ambiente desfavorable para las mismas. Adicionalmente refuerzan la flora intestinal, protegiendo así al organismo y reduciendo la permanencia de los síntomas.

Los probióticos también tienen un efecto preventivo. La principal fuente de probióticos son los yogures y leches fermentadas que se venden en el mercado.

2 Agua con sales minerales

Una de las características de la diarrea es que el paciente pierde mucho líquido y sales minerales producto de la cantidad de veces que moviliza el intestino. Para recuperar el agua y minerales perdidos, prevenir la deshidratación y evitar una descompensación, un remedio casero es preparar un vaso con agua, dos cucharadas de sal, dos de bicarbonato de sodio y una de azúcar.

3 Agua de arroz

El agua de arroz es un viejo remedio casero muy utilizado por las abuelas para detener la diarrea en los bebés y niños pequeños. Además, alivia los síntomas como cólicos estomacales y al contener almidón protege las mucosas intestinales, disminuyendo la irritación.

4 Té de manzanilla

El té de manzanilla tiene propiedades antinflamatorias y antiespasmódicas que ayudan a reducir los malestares gastrointestinales propios de la diarrea. El consumo de esta infusión de forma regular ayudará a que el organismo permanezca hidratado.

5 Té de jengibre

EL té de jengibre (kion) es excelente para los problemas digestivos y también como uno de los tratamientos caseros para la diarrea. Alivia los calambres abdominales y ayuda a hidratar el organismo. Se puede preparar una infusión con jengibre rallado y unas gotas de limón.

6 Sopa de Zanahorias

La sopa de zanahorias ayuda a restablecer los minerales perdidos (potasio, sodio, fósforo, calcio. etc.) y restablece el equilibrio de la flora en el intestino.

Puntaje: 
Sin votos aún