Foto de Patricia Carámbula

Tromboangeítis obliterante

Vasulitis que afecta las manos y/o los pies y es frecuente en hombres fumadores
Tromboangeítis obliterante

La Tromboangeítis obliterante o también conocida como la enfermedad de Burger (debido a que Leo Burger fue quien la describió por primera vez en 1908), es una enfermedad rara provocada por la inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis), en la cual pequeños y medianos vasos de las manos y los pies se estrechan o obstruyen completamente.

Esta enfermedad es más frecuente cerca de los 35 años. Afecta fundamentalmente a hombres de entre 20 y 40 años de edad fumadores o que mascan tabaco en exceso. Es poco frecuente en mujeres y los adultos mayores.

También puede existir una relación entre esta enfermedad y la enfermedad de Raynaud.

Si bien es poco frecuente en los niños, puede manifestarse en casos de enfermedades autoimunitarias.

La Tromboangeítis obliterante es más común en las poblaciones asiáticas y mediterráneas.

Síntomas

Los síntomas pueden ser peores ante la exposición al frío a situaciones de estrés emocional y con frecuencia se ven afectadas 2 o más extremidades.

  • Las manos o los pies pueden estar y sentirse fríos
  • Las manos y los pies pueden sentirse rojos, azulados o pálidos
  • Dolor en las piernas, tobillos y/o pies al caminar, localizado generalmente en el arco del pie:
  • Dolor en las manos y pies:
    • Intenso, agudo
    • Hormigueo, ardor
    • Frecuentemente se presenta estando en reposo
  • Cambios en la piel de manos o pies o aparición de úlceras

Diagnóstico

En la examinación física se puede apreciar los vasos sanguíneos agrandados, sensibles y rojos. EL paciente además puede presentar ausencia o disminución del pulso en las manos o los pies afectados.
Los exámenes que pueden realizarse para valorar si existe obstrucción de los vasos sanguíneos de pies o manos son:

  • Ecografía Doppler de la extremidad
  • Angiografía/arteriografía de la extremidad

Tratamiento

La tromboangeítis obliterante no tiene cura, el tratamiento tiene como objetivo mejorar y controlar los síntomas.

  • La persona afectada por la enfermedad, debe abandonar el tabaco y evitar las bajas temperaturas, así como las otras afecciones que puedan disminuir la circulación de las manos y los pies
  • Aplicar calor local y realizar ejercicio moderado para que mejore la circulación de la sangre
  • Una simpatectomía quirúrgica (cortar los nervios que van al área), puede ser de ayuda para controlar el dolor. También pueden usarse vasodilatadores y ácido acetilsalicílico
  • La amputación del pie o la mano es necesaria si hay infección o una gangrena generalizada

Pronóstico

Los síntomas de la enfermedad pueden desaparecer si la persona deja de fumar o masticar tabaco. Sin embargo, hay casos en que la amputación no se puede evitar.

Complicaciones

  • Pérdida de la circulación más allá de la mano o pie afectado
  • Gangrena
  • Amputación
Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.