Neuroma acústico

Se trata de un tumor benigno poco frecuente de lento crecimiento del nervio vestibular y coclear, que conecta el oído al cerebro (localizado bajo el cerebro, por detrás del oído). Si bien no es canceroso, puede causar daño en algunos nervios importantes cuando crece.

Causas

Se lo asocia con el trastorno genético neurofibromatosis tipo 2 (NF2).

Síntomas

Los síntomas dependen de la localización y tamaño del tumor. Como los tumores son de lento crecimiento, en general, los síntomas no aparecen sino hasta después de los 30 años.

Los síntomas más frecuentes incluyen:

  • Vértigo
  • Zumbido en el oído afectado
  • Hipoacusia (pérdida auditiva) del oído afectado

Los síntomas menos frecuentes incluyen:

  • Mareos
  • Pérdida del equilibrio
  • Dolor en la cara u oído
  • Dificultad para entender el habla
  • Dolor de cabeza
  • Entumecimiento de la cara u oído
  • Debilidad de la cara

Tratamiento

El tratamiento va a depender del tamaño y la localización del tumor, la salud general y edad del paciente. El médico decidirá si es necesaria la radiación o la extirpación.

Muchos neuromas acústicos son de pequeño tamaño y crecen muy despacio, por lo que puede realizarse un seguimiento, especialmente en pacientes de edad. En estos casos se realizarán resonancias magnéticas con regularidad.

Algunos neuromas acústicos que no son tratados pueden causar daño a los nervios involucrados en la audición y el equilibrio así como en los nervios responsables de la sensibilidad y movimiento de la cara. Los tumores de gran tamaño pueden conducir a una hidrocefalia en el cerebro, lo que puede llegar a causar la muerte.

La extirpación de un neuroma acústico se realiza generalmente para:

  • Tumores que causan síntomas
  • Tumores grandes
  • Tumores que ejercen presión sobre el cerebro
  • Tumores que crecen con rapidez

La intervención quirúrgica se realiza para extirpar el tumor y prevenir el daño al nervio. La audición que quede, generalmente, se pierde con la cirugía.

La radiocirugía estereotáctica se usa para:

  • Frenar o retardar el crecimiento de tumores que son difíciles de extirpar con la cirugía
  • Aquellos pacientes que no pueden ser intervenidos quirúrgicamente por su edad o estado de salud

La extirpación del neuroma acústico puede causar daño a los nervios, provocando debilidad en los músculos de la cara o pérdida auditiva, sobre todo cuando el tumor es de gran tamaño.

Pronóstico

El neuroma acústico no se extiende a otras partes del cuerpo (no hace metástasis), sin embargo, puede crecer y ejercer presión sobre las estructuras craneales.

Las personas que presentan tumores pequeños y de lento crecimiento, es probable que no necesiten tratamiento.

Una vez que aparece la hipoacusia, no se recupera la audición después de la intervención quirúrgica o de la radiocirugía.

Posibles complicaciones

  • Con la intervención quirúrgica cerebral, puede extirparse el tumor por completo en la mayoría de los casos
  • Las personas que presentan tumores pequeños, generalmente, no sufren parálisis facial permanente tras la cirugía. Pero, aproximadamente, 2/3 de las que presentan tumores grandes, sufren alguna debilidad facial luego de la cirugía
  • Después de la radiocirugía pueden aparecer efectos secundarios como pérdida auditiva, daño a los nervios y parálisis facial
  • Aproximadamente el 50% de los pacientes con tumores pequeños podrán escuchar bien del oído afectado tras la cirugía
Puntaje: 
Sin votos aún