Tics Nerviosos
En la infancia son motivo de vergüenza y baja autoestima
flickr.com

Los tics se caracterizan por ser movimientos musculares involuntarios de corta duración, repetitivos o de forma esteriotipada, que se suelen preceder de una sensación anormal; y además, el individuo puede tener un cierto control del movimiento al principio, durante un pequeño período de tiempo. En general son irreprimibles y no desaparecen durante las horas de sueño.

En más del 80% de los casos vienen precedidos de tics sensitivos que son las sensaciones desagradables que se alivian con el movimiento de la zona en cuestión.
Son muy frecuentes en niños y jóvenes.

Clasificación

Pueden ser motores o vocales (emisión de sonidos repetidos breves y rápidos), simples o complejos.

Los tics motores simples se caracterizan por la intervención de un único grupo muscular y se pueden dividir en clónicos, distónicos o tónicos.

  • Tics clónicos simples: Guiños, parpadeo, gesticulación facial, sacudidas de cabeza, encogimiento de hombros
  • Tics distónicos simples: Espasmo de párpados, giros oculares, rotación de hombros y cuello, tortícolis
  • Tics tónicos simples: Contracción tónica de brazo, pierna, abdomen, nalgas

Los tics motores complejos se caracterizan por contracciones combinadas y coordinadas de varios grupos musculares. Son movimientos de agitación de cabeza, toque, roce, salto, olfateo repetido de un objeto o gestos groseros (copropraxia).

Los tics vocales simples son ruidos no articulados como gruñidos, carraspeos de garganta, tos, soplo.

Los tics vocales complejos son palabras, vocablos, frases a gritos, blasfemias (coprolalia), ecolalia (repetición de frases o palabras de otras personas), palilalia (repetición de las últimas palabras o frases de una oración).

Tipos y causas

  • Tics primarios o idiopáticos
    • Tics motores de la infancia – 12-24% de niños a edad escolar
    • Tics motores o vocales crónicos estables – inicio antes de los 21 años
    • Síndrome de Pilles de la Tourette – Motores o vocales, fluctuantes con inicio antes de los 21 años
  • Tics secundarios
    • Asociados a enfermedad neurodegenerativa como la enfermedad de Huntington
    • Lesión estructural cerebral – vascular, traumática, desmielinizante, por infecciones, por tumores
    • Fármacos – Anfetaminas, drogas de diseño, cocaína
    • Síndrome de Beige (blefaroespasmo con discinesia oromandibular)
    • Hiperplexia (enfermedad del sobresalto)
    • Retraso mental
    • Autismo
    • Esquizofrenia

Tratamiento farmacológico

Solo se usa en los casos donde el tic está causando incapacidad funcional y han fallado todas las medidas alternativas, como aumentar el tiempo de recreo del niño, mejorar el entorno escolar, etc.

Fármacos

  1. Neurolépticos como haloperidol: Eficaces en el 80% de los casos. Se inicia con dosis bajas y va aumentando la dosis gradualmente. En niños se suele usar la pimozida en bajas dosis con control electrocardiográfico periódico ya que puede causar arritmias y muerte súbita. También esta indicado el uso de risperidona, tiaprida, sulpiride y otros
  2. Agonistas alfa: Se usa la clonidina en niños hiperactivos, impulsivos y desinhibidos. Sus efectos secundarios son sedación, irritabilidad, mareos, sequedad de boca, insomnio, dolores de cabeza, hipotensión. Se empieza la administración con pequeñas dosis y se va aumentando gradualmente cada 3-4 días
  3. Otros fármacos: Clonazepam, tetrabenazina, pergolida, baclofeno, calcio antagonistas, inyección de toxina botulínica
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (4 votes)