Semillas

Al preparar alimentos o comerlos, muchas veces se desechan parte de ellos sin saber lo nutritivo de dichos desechos. Por ejemplo la cáscara de naranja, manzana o sandía, los tallos de acelga, etc.

1

Cáscara de manzana

Las manzanas son muy ricas en hierro, calcio, potasio y magnesio, además de poseer propiedades antioxidantes gracias a su contenido de quercetina que produce beneficios para los pulmones y el cerebro. También protege del daño tisular en el cerebro asociado con el mal de Alzheimer y otras enfermedades degenerativas.

2

Cáscara de naranja

La cáscara de naranja posee un químico que tiene un efecto que reduce el colesterol. Además contienen flavonas polimetoxilatados, unos compuestos que protegen de enfermedades cardíacas según datos de un estudio del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

3

Cáscara de sandia

Según el Servicio de Investigación Agrícola del Departamento de Agricultura, esta fruta contienen L-citrulina, un aminoácido que es efectivo para mejorar el rendimiento en el deporte y disminuir el dolor en los músculos.

4

Cáscara de papa

Aporta fibra, hierro, potasio, calcio, vitaminas del grupo B y vitamina C. Además puede ayudar a prevenir o disolver cálculos renales, según el libro La nutrición moderna: enfoque funcional.

5

Tallos de acelga

Generalmente cuando se utiliza la acelga se aprovecha solamente las hojas pero se desperdician los tallos. Sin embargo, éstos contienen un aminoácido llamado glutalamina que es fundamental en la cura del cuerpo y los procesos de reparación. Además poseen gran cantidad de folatos, los que actúan sobre la producción de glóbulos blancos y rojos e intervienen en la síntesis de material genético y formación de anticuerpos.

6

Hojas de remolacha

En general al usar la remolacha suele desecharse la hoja e incluso muchas veces se compran directamente sin ellas. Pero son una importante fuente de hierro, fibra, vitamina A y K. Además de contener luteína y betacaroteno, antioxidantes que mantienen la piel y los ojos sanos.

7

Hojas de nabo

Son una importante fuente de vitamina A y K, de fibra, potasio, niacina, ácido patoténico, fósforo y hierro. Además aporta bajos niveles de colesterol y grasas saturadas.

8

Semillas de calabaza

Media taza de semillas de calabaza, poseen una excelente dosis de magnesio, el que puede prevenir problemas al corazón. Según la Oficina de Suplementos Dietéticos del Instituto Nacional de Salud, el magnesio contribuye en la regulación de la síntesis de proteínas, función nerviosa y muscular, controla la glucosa en sangre y la presión arterial. Una manera deliciosa de consumirlas es tostándolas al horno y comiéndolas como snaks o en ensaladas.

Puntaje: 
Sin votos aún