Consejos para desinfectar baños

El baño es de las habitaciones de la casa que más dedicación necesitan con respecto a la higiene, ya que allí habitan millones de gérmenes y bacterias que pueden causar muchísimas enfermedades. Y el calor y la humedad conforman un hábitat ideal para que estos se propaguen. Por ello, es necesario una o dos veces a la semana como mínimo, realizar una limpieza profunda del baño que incluya desinfección. Claro que esto dependerá mucho de la cantidad de personas que habiten en la casa, cuanta más cantidad de gente, mayor deberá ser la frecuencia de la higiene.

Luego de una limpieza profunda, se puede mantener con una limpieza diaria superficial que limpie lo más grueso.

1

Lavabo

Para limpiar las superficies del lavabo primero hay que pasar un paño húmedo con algún tipo de detergente en crema que permita remover el sarro y restos del jabón que pueda estar acumulado. Si hay manchas puede utilizarse bicarbonato de sodio o amoníaco. Posteriormente para desinfectar pasar otro trapo con hipoclorito de sodio.

2

Llaves de agua

Las llaves de agua en general son de y hay que evitar algún producto que pudiera rayarlas. Lo ideal para sacarles brillo y limpiarlas sin dañarlas, es utilizar jugo de limón y frotar con éste todas las superficies con la ayuda de un cepillito que permita llegar a toas las zonas. Posteriormente enjuagar con mucho agua y finalmente pasarles un paño con hipoclorito.

3

Tina

Para eliminar las manchas del desagüe, de sarro, óxido, etc., dentro de la tina, puede utilizarse bicarbonato de sodio y vinagre para eliminar el sarro o jabón limpiar con vinagre. En caso de manchas muy difíciles o rebeldes, puede probarse con aguarrás y una esponja.

4

Inodoro

El inodoro requiere de una limpieza muy profunda por ser un lugar donde se acumulan muchos gérmenes. Pora limpiarlo puede usarse algún detergente o producto especial para ello, ayudarse con vinagre y sal gruesa, amoníaco y para desinfectar con lavandina. Para que todos los restos de sarro o suciedad que pueda estar adherida a las paredes del inodoro se desprenda, puede usarse alguna escobilla. En caso de manchas de óxido, se pueden sacar con jugo de limón y sal. Para finalizar, pasar un paño con lavandina por todo el inodoro, tapas y pie y echar un chorrito en el interior del inodoro.

5

Azulejos

Los azulejos del baño requieren de una limpieza frecuente para evitar la formación de hongos y moho, que además muy desagradable estéticamente, favorece las enfermedades. Para ello, una primera medida muy efectiva es luego de usar la ducha siempre tomarse el trabajo de secarlos. Pero a la hora de la limpieza general, primero hay que proceder a limpiarlos con algún detergente o producto especial para ello y luego pasar un paño con hipoclorito por todos ellos. En caso de hongos entre las juntas de los azulejos, puede recurrirse a la ayuda de algún cepillito e incluso hay un tipo de lavandina en gel que es más efectiva para utilizar en estas zonas más difíciles. Para optimizar el efecto de la lavandina, hay que dejar que actúe durante algunos minutos.

6

Espejos y vidrios

Para limpiar vidrios y espejos en el mercado hay productos especiales muy buenos, pero en caso de no tener en casa, también pueden limpiarse con vinagre.

7

Cortina del baño

La cortina del baño junta hongos, moho, restos de jabón y requiere de una limpieza frecuente para que además sea más sencilla. En primer lugar hay que sacarla y lavarla con detergente, refregando de ser necesario con la ayuda de un cepillo las zonas más sucias. Luego colocarla en remojo durante algunas horas en agua con lavandina para que se desinfecte y se eliminen restos de hongos que pudieran quedar. Por último enjuagarla muy bien con abundante agua y colgar al aire libre para que escurra y seque bien.

Puntaje: 
Sin votos aún