Primary tabs

Las vacunas son la mejor forma de prevenir la enfermedad en las épocas de mayor propagación

Vacunas contra la gripe

Las vacunas contra la gripe se administran habitualmente a principios de la “época de la gripe”, en Estados Unidos, por ejemplo, es a finales de octubre, principios de noviembre.

Características de la vacuna

Las vacunas contra la gripe que están disponibles se logran a partir de virus inactivos, cultivos de huevos embrionados. Cada año la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la composición exacta de las vacunas de acuerdo a la información sobre la prevalencia de aislamientos de cepas específicas que circulan por el mundo.

¿Quienes deben recibir la vacuna contra la gripe?

De acuerdo a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los estados Unidos, todo aquel que desea reducir el riesgo de contraer la enfermedad deberá valuarse. Pero hay un grupo poblacional de riesgo para el que la vacuna está especialmente indicada. Entre ellos están:

  • Niños desde los 6 meses hasta los 5 años
  • Niños mayores de 5 años que corran riesgo de enfermedades
  • Los trabajadores de la salud
  • Personas mayores de 50 años
  • Personas con cardiopatía o neumopatía crónica
  • Personas que viven con enfermos crónicos
  • Personas que viven en asilos de ancianos o instituciones de cuidados
  • Personas con problemas cardíacos y/o pulmonares
  • Pacientes renales, asmáticos, diabéticos, con anemia o enfermedad hepática
  • Personas con un sistema inmunológico deprimido (cáncer o SIDA)
  • Mujeres embarazadas
  • Mujeres lactantes
  • Personas que están en contacto directo y permanente con niños menores de 5 años
  • Personas que viven en hogares estudiantiles u otros sitios donde estén hacinados
  • Personas que ofrecen servicios sociales a la comunidad

Personas que no deben recibir la vacuna de la gripe:

Las personas mencionadas a continuación no deben vacunarse sin consultar antes a su médico.

  • Personas que estén con un cuadro febril o con alguna enfermedad más grave que un resfrío
  • Personas que hayan tenido una reacción alérgica al pollo o a la proteína del huevo
  • Personas que hayan desarrollado el síndrome de Guillain-Barré dentro de las seis semanas posteriores a que se les administrase la vacuna de la gripe
  • Personas que hayan manifestado una reacción grave o leve posterior a haber recibido la vacuna de la gripe

En aquellos casos antes mencionados en los que no se aconseja la administración de la vacuna contra la gripe, se pueden utilizar medidas profilácticas de agentes antivirales (rimantadina, amantadita) para prevenir la gripe A.

Administración y dosis de la vacuna

Los niños mayores de 9 años y los adultos deben recibir una única dosis al año todos los años. Los niños menores de 9 años, deben recibir dos dosis con un mes de diferencia entre una y otra, la primera vez que se les administra la vacuna de la gripe o si nunca antes ha recibido dos dosis durante un período anterior de gripe.
Los adultos deben recibir una dosis de 0,5 ml anualmente con la vacuna específica para ese año. Los niños menores de tres años deben recibir la mitad de la dosis que un adulto, es decir 0,25 ml.

Debe administrarse, preferentemente, intramuscular en el brazo en adultos y en niños de más de dos años, mientras en lactantes y niños de menos de dos años en la cara lateral anterior del muslo.

Beneficios de la vacuna antigripal

  • Generalmente todos quienes reciben la vacuna generan los anticuerpos alrededor de las dos semanas posteriores a recibirla
  • Los efectos secundarios pueden incluir inflamación en la zona de la vacuna, dolor leve y fiebre por algunos días posteriores

Agregar comentario