Foto de Patricia Carámbula

Dolor de cadera

La causa más frecuente de dolor de cadera es la fractura, sobre todo en los adultos mayores.
Dolor en la  cadera

El dolor asociado a la cadera, no tiene porque necesariamente sentirse en ésta, sino que puede localizarse en la mitad del muslo o en la ingle. Al igual que un dolor en la cadera, puede relacionarse con un problema de espalda y no con uno directo en la cadera.

Causas

Las fracturas de cadera es una causa de dolor súbito. Se vuelven más frecuentes en la medida que la persona envejece, como consecuencia de que los huesos se tornan más frágiles y las caídas más habituales debido a la inestabilidad propia de la edad. En los casos de pacientes con osteoporosis, las fracturas pueden ser resultado de actividades diarias simples y no necesariamente de una caída o golpe de consideración.

La fractura de cadera modifica radicalmente la calidad de vida de quien la sufre y solamente un 50% de las personas que se fracturan, recuperan su nivel de movilidad previo. En el proceso de recuperación de una fractura de cadera, hay complicaciones potencialmente mortales para un adulto mayor como consecuencia del reposo como ser: Coágulo de sangre en la pierna, neumonía, desprendimiento del coágulo hacia los pulmones.

Otras posibles causas de dolor en la cadera incluyen:

  • Artritis: Generalmente se siente en la parte frontal del muslo o en la ingle
  • Infección
  • Osteonecrosis de la cadera
  • Tendinitis como consecuencia de la actividad vigorosa y repetitiva
  • Bursitis: Generalmente incluye dolor al caminar, incorporarse de la silla, conducir o subir las escaleras
  • Lumbago
  • Distensión muscular o esguince

Consejos generales para los cuidados en el hogar:

  • Evitar las actividades que agravan el dolor
  • Dormir sobre el lado que no está adolorido con una almohada entre las piernas
  • Tomar analgésicos de venta libre como paracetamol o ibuprofeno
  • Realizar calentamiento antes del ejercicio y estiramiento posterior, fundamentalmente en cuádriceps y tendones de la corva
  • Andar en bicicleta o nadar en vez de correr
  • Correr sobre una superficie lisa y suave como césped en vez del asfalto o cemento
  • Bajar de peso en caso de sobrepeso
  • Reducir la cantidad de ejercicio físico

Para aliviar el dolor en casos de bursitis de cadera:

  • Usar hielo 3 o 4 veces al día durante los primeros 2 o 3 días por 15 minutos
  • No usar zapatos de tacón
  • Evitar estar de pie por períodos largos de tiempo. Si no hay más remedio, hacerlo sobre una superficie acolchonada o suave e intentar que la cantidad de peso sobre cada pierna sea la misma

Casos en los que es necesaria la consulta médica:

  • Si el dolor en la cadera es consecuencia de una caída, golpe o lesión
  • Si la persona no puede mover la cadera o soportar algún peso sobre la pierna
  • Si la persona presenta deformidad, hematoma o sangrado en la cadera
  • Si pese a haber realizado tratamiento en el hogar, persiste el dolor pasada una semana
  • Si aparece un dolor súbito de cadera conjuntamente con uso prolongado de esteroides o anemia drepanocítica
  • Si sube la fiebre o aparece alguna erupción en la piel
  • Si hay dolor en ambas caderas o articulaciones

Prevención:

  • Evitar las actividades que implican la elevación de una de las caderas por arriba de la otra por período largos de tiempo, como por ejemplo: Correr en superficies con desniveles
  • Cuidar las caídas
  • Prevenir la osteoporosis
  • Realizar calentamiento previo al ejercicio y estiramiento posterior
  • Utilizar almohadillas protectoras de cadera o almohadillas con diseño aerodinámico en la ropa interior si se practican deportes de contacto o se presenta alto riesgo de fractura de cadera
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)
1 comentario

Anónimo

Foto de Anónimo

Muy útil la información gracias por el aporte.

  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.