Trastorno por estrés agudo

El trastorno por estrés agudo es un trastorno de ansiedad previo al trastorno de estrés postraumático, que se caracteriza por la manifestación de una serie de síntomas de ansiedad que ocurren posteriormente a la exposición o acontecimiento traumático. Estas manifestaciones se prolongan, aproximadamente, entre dos días y cuatro semanas y aparecen durante el primer mes de sucedido el evento. Cuando se extienden por más tiempo (un mes o más) entonces se trata de trastorno de estrés postraumático. La principal diferencia entre el primero y éste, es que los síntomas del agudo aparecen inmediatamente de sucedido el hecho y duran unos días o semanas.

El evento traumático suele se revivido en forma de fotografías mentales (imágenes), flashbacks con la sensación de estarlo viviendo nuevamente y con mucho malestar al exponerse a situaciones, lugares, cosas, etc, que puedan recordar lo ocurrido.

El estrés por estrés agudo es común en veteranos de guerra, con una prevalencia del 30% y una de entre el 1 y el 3% en la población en general.

Los eventos desencadenantes del estrés por estrés agudo son los mismos que los del estrés postraumático y suelen revestir gravedad. Entre los más frecuentes están:

  • Accidentes de tránsito
  • Violaciones
  • Secuestros
  • Desastres naturales (incendios, huracanes, terremotos, etc.,)
  • Robos
  • Atentado
  • Abusos físicos o sexuales durante la infancia

Síntomas

  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Hipervigilancia
  • Irritabilidad
  • Inquietud motora
  • Reacciones exageradas de sobresalto
  • Malestar general que interfiere en la vida social y laboral, deteriorándola
  • Reducción de la reactividad emocional que suele traducirse en la dificultad para hallar el placer en aquellas actividades que antes resultaban gratificantes
  • Sentimientos de culpa
  • Dificultades de concentración

Tratamiento

Los tratamientos terapéuticos para el trastorno del estrés agudo al igual que sucede con el trastorno de estrés postraumático, están basado en la descarga del hecho traumático con terapias individuales o grupales que pueden incluir hipnosis y Desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares. También pueden usarse medicamentos como antidepresivos y ansiolíticos en caso de ser necesario.

Complicaciones

Es bastante frecuente que las personas que han sufrido de trastorno por estrés agudo desarrollen trastorno de estrés postraumático, que es cuando el malestar se prolonga más allá de las 4 semanas. Otras complicaciones comunes son la depresión, trastornos del sueño, crisis de pánico, deterioro laboral y social.

Puntaje: 
Sin votos aún