No todos los antibióticos son iguales y no todos reaccionan igual con la mezcla de bebidas con contenido alcohólico.

¿Es malo beber alcohol cuando se está tomando antibióticos?
Alcohol y antibióticos ¿peligroso?

Mucho se ha hablado de este tema y son muchos los mitos alrededor del alcohol y los antibióticos. Roshini Rajapaksa, editor de la revista médica “Health’s” y profesor asistente de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York; nos dice la verdad y separa algunos antibióticos de otros. Conozcamos la verdad del alcohol con antibióticos.

No todos los antibióticos son iguales, pero...

No todos los antibióticos son iguales ni tienen la misma potencia. Por ejemplo antibióticos como metronidazol, tinidazol, y trimetoprim-sulfametoxazol, no deben mezclarse jamás con ninguna cantidad de alcohol; ya que puede tener efectos colaterales como dolores de cabeza, náuseas, taquicardia y vómitos.

Se cree que si bebemos alcohol, únicamente obstaculizamos el efecto del antibiótico, pero esto no es verdad”

Sin embargo la mayoría de antibióticos no ven obstaculizada su eficacia si bebemos pequeñas cantidades de alcohol. Pero también debemos advertir que depende mucho de la persona, a algunos si les afecta y tienen efectos secundarios como dolores de estómago, mareos o somnolencia.

A pesar que no siempre hay efectos secundarios, los especialistas siempre recomiendan no mezclar antibióticos con alcohol; sobre todo si cometemos excesos de alcohol, se pueden deprimir el sistema inmunológico y sufrir de deshidratación.

Agregar comentario