Overfat = Grasa abdominal

La obesidad se establece según el índice de masa corporal (IMC), una fórmula matemática que se realiza teniendo en cuenta el peso y la altura. Entre 25.0 y 29.9 se considera sobrepeso, entre 30.0 y 39.9 obesidad y más de 40 obesidad extrema. Sin embargo, esto no tiene en cuenta otros factores como la grasa acumulada en la cintura u otras partes del cuerpo y que puede constituir riesgo para el desarrollo de determinadas enfermedades. Un individuo con IMC saludable (18.5 a 24.9) pueda tener grasa en exceso en alguna zona y ello aparejarle graves consecuencias para su salud.

Overfat = Grasa abdominal

Un estudio publicado en “Frontiers in Public Health” plantea un nuevo enfoque sobre la obesidad:

Las tasas crecientes de sobrepeso se deben en gran parte al aumento de la obesidad abdominal en adultos y niños. Otras terminologías utilizadas para denominarla incluyen: obesidad visceral, adiposidad visceral, obesidad androide, obesidad central, cintura hipertrigliceridémica y otras. Pero dado que el problema puede ocurrir en personas que no son obesas, sugerimos que el término exceso de grasa abdominal (overfat) sea simplificado y que defina el problema específico del exceso de grasa abdominal.

Los autores de este estudio creen que es necesario un término nuevo para hacer referencia a la obesidad. Sostienen que cerca de un 50% de las personas que tienen peligrosas cantidades de grasa en su cuerpo (grasa abdominal), no entran según el IMC en los parámetros de obesidad. Sin embargo, ello no significa que no presenten factores de riesgo para enfermedades cardíacas.

De acuerdo con el estudio, el 90% de los hombres, el 80% de las mujeres y el 50% de los niños de Grecia, Islandia, Estados Unidos y Nueva Zelanda presentan grasa en exceso.

La grasa abdominal es particularmente peligrosa para la salud, ya que aumenta el riesgo de colesterol malo, accidente cerebrovascular y ataque cardíaco. Y sólo considerar el IMC puede constituir un error al momento de determinar si una persona está o no en riesgo de desarrollar este tipo de enfermedades.

Paul Laursen, de Sports Performance Research Institute en Nueva Zelanda y uno de los autores del estudio, señaló:

…tratar el exceso de grasa debe ser una prioridad, ya que realmente puede poner en peligro la vida de alguien.

IMC, obesidad y grasa corporal

Para considerar si una persona es saludable o no, deben tenerse en cuenta otros factores además del IMC (alguien con un IMC saludable puede tener grasa acumulada en el abdomen u otro con un IMC que indica sobrepeso u obesidad, puede ser un deportista con mucha masa muscular que está lejos de los riesgos). El perímetro abdominal, es una medida antropométrica con la que se puede establecer la cantidad de grasa acumulada en el organismo. En los hombres la medida debe ser inferior a los 102 centímetros y en las mujeres a los 88 centímetros.

Según la Fundación Española del Corazón, la grasa es un factor de riesgo mucho más importante que el peso. Dependiendo de donde se localice la misma, la obesidad se clasifica en periférica (grasa cumulada en glúteos, brazos y muslos más frecuente en las mujeres) u obesidad central (grasa acumulada en el abdomen, más común en los hombres).

Es así, que las personas que tienen un IMC considerado normal, pueden presentar exceso de grasa abdominal y entonces estar potencialmente en mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes, colesterol, hipertensión arterial y/o infarto de miocardio.

Puntaje: 
Sin votos aún