Enfermedades cardiovasculares
La hipertensión es uno de los factores de riesgo para las enfermedades cardiovaculares

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son aquellas que están asociadas con el corazón y los vasos sanguíneos (venas y arterias). Son la principal causa de muerte en el mundo. Afectan tanto a hombres como mujeres y más del 80% de las muertes se dan en países de bajos ingresos. Y se calcula que para 2030 se calcula morirán, aproximadamente, 25 millones de personas por esta causa.

La mayoría de las ECV son prevenibles interviniendo sobre los factores de riesgo: Obesidad, sedentarismo, tabaquismo, hipertensión arterial, diabetes, mala alimentación, etc.

Las enfermedades cardiovascurales son:

  • Arteriopatías periféricas. Enfermedades de las vasos sanguíneos que irrigan a los miembros inferiores y superiores
  • Cardiopatía coronaria: Enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el miocardio
  • Cardiopatías congénitas: Malformaciones del corazón desde el nacimiento
  • Enfermedades cerebrovasculares: Enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan al cerebro
  • Cardiopatía reumática: Lesiones del miocardio y de las válvulas cardíacas
  • Ateroesclerosis
  • Aneurisma
  • Angina
  • Trombosis venosas profundas y embolias pulmonares: Coágulos de sangre en las venas de las piernas que pueden desprenderse y alojarse en los vasos de los pulmones y el corazón

Síntomas de ECV

  • Síntomas de cardiopatía y ACV
  • Con frecuencia pueden no presentarse síntomas y la primera manifestación es el ataque cardíaco o el accidente cerebrovascular (ACV).

    Los síntomas del ataque cardíaco son:

    • Dificultades para respirar
    • Dolor en la mandíbula y la espalda
    • Vómitos y náuseas
    • Dolor o molestias en el pecho
    • Dolor o molestias en hombro izquierdo, brazos
    • Desmayos
    • Sudores fríos
    • Palidez

    Los síntomas de ACV son:

    • Pérdida repentina de la fuerza o entumecimiento de los músculos de los brazos, cara o piernas
    • Problemas visuales en uno o los dos ojos
    • Dolores intensos de cabeza de causas desconocidas
    • Confusión y dificultades para hablar o comprender lo que se dice
    • Dificultades para caminar, pérdida del equilibrio, mareos o falta de coordinación
    • Pérdida de conciencia
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)