Obesidad  y sedentarismo
Flickr.com

La obesidad es una enfermedad que fue aumentando paulatinamente durante los últimos años hasta llegar a convertirse en una verdadera epidemia, ya que aunque el término “obesidad”, no signifique para todas las personas lo mismo, la única verdad es que es un problema que en la mayoría de los casos presenta severas complicaciones, físicas y mentales.

La causa de que los índices de obesidad de la población mundial hayan aumentado tan estrepitosamente, se debe al ritmo de vida. La mayoría de las personas no tienen tiempo para cocinar comida saludable como lo hacían antes, siendo muy usual que se concurra a las casas de comidas rápidas o preparen comida chatarra, ya que es fácil y muy rápida de hacer.

Hace unos pocos años a la obesidad se la consideraba solamente como un problema estético, y en raras ocasiones esta condición se creía podría generar trastornos psicológicos leves, pero en la actualidad, el significado de “obesidad” es muy diferente, debido a que se ha comprobado que el trastorno alimenticio y la modificación física y química del cuerpo, generan y proliferan importantes enfermedades que ponen en riesgo la salud de las personas.

Un claro ejemplo de la cantidad de afectados por la obesidad se ve al apreciar los estudios realizados en poblaciones latinoamericanas, los cuales revelan que un 45% de los hombres y hasta un 38% de las mujeres sufren de obesidad.

Todo el trastorno alimenticio y nutricional que causa la obesidad repercute en la salud de las personas afectadas, evidenciándose mediante dolencias crónicas, hipertensión, muchas variedades de cáncer, diabetes y enfermedades cardíacas, entre otras.

Lo que más preocupa a los especialistas es cómo el problema de la obesidad ha afectado últimamente a la población mundial de niños, especialmente en algunos países desarrollados. Este es el caso de la mayoría de los países de la Unión Europea y de los Estados Unidos, en lo que los índices de obesidad juvenil alcanzan el 5% en niños y el 4,5% en niñas.

Se cree que la mayor causa de la obesidad alrededor del mundo se debe al cambio de la conducta y hábitos del ser humano, ya que es acostumbrado que se haga mucho ejercicio y el común de las personas come alimentos con alto contenido de grasas.

Con respecto a los tratamientos existentes para combatir la obesidad, se puede decir que si bien son muchos, aún no existe ninguno muy efectivo, debido a que las políticas y estrategias no suelen ser adecuadas y a que el aprovechamiento de los recursos terapéuticos disponibles se encuentra muy mal diseñado, haciendo que a las personas de bajos recursos económicos -las cuales conforman el grupo mayoritario de afectados- les resulte prácticamente imposible acceder a los mismos.

La mayor parte de los especialistas que se encargan de este tema: médicos, profesores de educación física, nutricionistas, psicólogos, etc., están de acuerdo con que la mejor solución para combatir esta enfermedad es crear un sistema funcional y de fácil acceso, dirigido por especialistas que se encarguen de atender a los afectados.

Para concluir se puede decir que la obesidad es una enfermedad individual de las personas, pero ante la insuficiente educación personal y al ineficiente accionar de los Gobiernos al respecto, se ha convertido en una verdadera epidemia, la cual puede afectar a cualquier individuo en el mundo, por lo que en la actualidad la mejor forma de combatirla es encontrarse bien informados sobre el tema, y tratar de ser muy responsable, llevar una vida sana, hacer ejercicios y comer sanamente, para intentar que el problema no se siga propagando.

Puntaje: 
Sin votos aún