Primary tabs

Son tan perjudiciales como los cigarrillos convencionales según la OMS

Hookah

Mientras el consumo de tabaco disminuye en el mundo entero entre los adultos como consecuencia de los riesgos que implica para la salud y debido a las campañas sanitarias para erradicarlo, en países como Estados Unidos, algunos de la Unión Europea y América, una nueva adicción amenaza a los jóvenes: Los Hookah. Se trata de un dispositivo para fumar tabaco de distintos sabores y otras hierbas, cuyos primeros usos datan desde hace 600 años en China y la India.

Los Hookah y métodos similares como cigarrillos electrónicos, pipas de agua, narguiles, e-cigarettes, se están volviendo muy populares. De acuerdo a un informe del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, publicado en la revista Pediatrics, 1 de cada 5 estudiantes de enseñanza secundaria de hasta 18 años admitió haber utilizado Hookah alguna vez en los últimos 12 meses entre 2010 y 2012.

Según Michael Weitzman, coautor del estudio:

El uso de productos alternativos como las pipas de agua, se ha incrementado a un ritmo alarmante del 123% entre adultos este último año en los EE.UU.

Los estudiantes de nivel socioeconómico más alto son los más propensos a utilizar este tipo de dispositivos.

Causas del incremento en la utilización de los Hookah y mecanismos similares:

Las tabacaleras al constatar un descenso en el consumo de cigarrillo tradicional, comenzaron a promocionar este tipo de dispositivos como más sanos y que ayudan a abandonar el hábito. Pero lo cierto es que lejos de ser más saludables, se están comprobando efectos nocivos.

Efectos nocivos para la salud:

Al fumar narguiles por ejemplo, se consume en una sola sesión la cantidad de nicotina equivalente a varios cigarrillos y los efectos son similares o peores según los especialistas.

Michael Weitzman dijo al respecto de los Hookah:

…vienen con riesgos similares al cigarrillo común para la salud: enfermedad respiratoria, herpes, enfermedades del corazón, cáncer y algunos otros daños” dijo. Éstos se han vuelto populares en los clubes, bares y hasta en la playa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que fumar narguile constituye para la salud el mismo riesgo que fumar cigarrillos convencionales. El humo emergente de la pila de agua contiene una cantidad de sustancias tóxicas causantes de enfermedades cardíacas, pulmonares, cáncer, entre otras. Y como la boquilla es compartida entre varias personas, se eleva el riesgo de contagio de herpes, hepatitis y tuberculosis.

Agregar comentario