Remedios naturales herpes labial
El hielo calma el dolor

La causa del herpes labial es, generalmente, el herpes simple tipo 1. También puede ser el tipo 2, aunque éste último suele afectar con mayor frecuencia la zona de los genitales. Se estima que más del 50% de la población de Estados Unidos, estará infectada con el tipo 1 a la edad de 20 años.

En general el herpes labial desaparece en el transcurso de un par de semanas y no es grave. Sin embargo, es muy contagioso, puede volver y ser riesgoso si se manifiesta en la zona próxima a los ojos, o si el sistema inmunológico está debilitado.

Para combatir el virus del herpes simple tipo 1, se suelen recetar fármacos antivirales. Pero además hay algunos remedios naturales, que también pueden ser de gran ayuda combinados con los primeros.

Remedios caseros para herpes labial

1 Leche

Un efectivo remedio natural para el herpes labial es la leche. Ésta contiene un aminoácido llamado lisina, que acelera el proceso de combate contra el virus y la recuperación de la zona afectada. El uso de la leche con este fin, consiste en la aplicación de un algodón embebido en ella y colocado sobre el herpes. La inclusión en la dieta diaria de alimentos que contengan lisina, como el pescado, las legumbres, la carne, y la leche, puede ayudar a tratar el virus. Al mismo tiempo que evitar aquellos alimentos que contengan un aminoácido llamado arginina, como los frutos secos, el chocolate y el cacahuate, puede ayudar a prevenirlo o a mejorar los síntomas ya existentes.

2 Ajo

El ajo tiene propiedades muy beneficiosas para la salud, además de ser un excelente aliado en la cocina. Entre ellas, antibióticas y antivirales, que pueden ser muy útiles en el combate del virus del herpes simple tipo 1. Se utiliza cortando un ajo por la mitad y colocándolo en la zona del herpes.

3 Miel

La miel tiene propiedades antibióticas que son muy buenas para el combate del herpes oral. Se puede aplicar un poco de ésta sobre la herida y dejar algunos minutos.

4 Té negro

Una compresa de té negro aplicada en la zona de la ampolla, ayuda a calmar el dolor, el fuego que produce el herpes. También puede utilizarse directamente una bolsita de té en la herida.

5 Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio tiene propiedades antibacterianas que ayudan a combatir el herpes. Para ello, preparar una pasta con éste y agua y aplicar en la zona de la ampolla. Dejar actuar durante algunos minutos y enjuagar. Repetir diariamente dos veces.

Otros consejos para mejorar los síntomas del herpes labial

  • Es importante deshacerse de cepillos de dientes, labiales o cualquier otro objeto o artículo como utensilios de cocina (tenedor, cuchara, etc.) que hayan entrado en contacto con la herida contaminada, para así evitar futuros contagios.
  • Evitar consumir alimentos picantes, salados, cítricos y bebidas calientes que pueden agravar el dolor.
  • Aplicar hielo en la zona de la herida puede servir para aplacar el dolor.
  • Tomar analgésicos para calmar el dolor.
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)