Remedios para caída del cabello
Jugo de remolacha

La caída del cabello es un proceso natural en el proceso de crecimiento y ocurre diariamente de forma gradual. El cuero cabelludo tiene cerca de 100.000 pelos y cada día se le caen unos 100.

Sin embargo, existen casos en que se presenta de forma excesiva, pudiendo ocurrir de forma generalizada o en parches, en cuya situación se habla de alopecia.

Para quienes padecen esta enfermedad, la caída del pelo es un verdadero problema, buscando un sin número de soluciones para frenarla. Es en situaciones como estas donde se puede recurrir a los tratamientos caseros para evitarla y prevenirla.

Algunos remedios caseros para la caída del pelo

1 Vinagre de sidra de manzana

En algunos casos, la causa de la caída del pelo puede estar relacionado a alguna afección del cuero cabelludo en la que hay mayor acidez en éste. Para regular sus propiedades alcalinas, un buen remedio natural es lavar el pelo con vinagre de manzana. Para potenciar el efecto del vinagre se recomienda combinarlo con té de salvia, ya que éste favorece el crecimiento del cabello.

2 Zumo de zanahoria y leche de coco

Este es uno de los tantos conocidos remedios caseros para la caída del pelo. Aporta nutrientes muy buenos como vitaminas B6, B12 y antioxidantes, que estimulan su crecimiento. Se utiliza ½ taza de leche de coco y ½ taza de zumo de zanahoria, se aplica en todo el pelo, luego se deja que actúe durante 15 minutos.

3 Cebolla

La cebolla posee propiedades anti bacterianas que eliminan las bacterias que pudieran estar causando la caída del pelo, como por ejemplo la caspa. Además posee sustancias que estimulan la circulación de la sangre, y en consecuencia, el crecimiento del cabello. Para usar la cebolla con estos fines, se debe procesar, licuar o hacer jugo en un extractor de jugos. Se aplica masajeando el cuero cabelludo y se deja que actué durante unos 30 minutos. Finalmente se enjuaga con abundante agua. Se aconseja repetir el tratamiento 3 veces en la semana.

4 Semillas de alholva

Estas semillas naturales tienen propiedades antisépticas y además aportan estrógenos y proteínas que favorecen la reconstrucción de los folículos y el crecimiento del pelo. Se usan remojándolas en agua toda una noche, luego se machacan hasta obtener una pasta, y posterirmente se aplica la mezcla en todo el cuero cabelludo. Se deja actuar por 30 minutos y se retira con agua. Se aconseja repetir este procedimiento diariamente por 30 días.

5 Jugo de remolacha

El jugo de remolacha es ideal para el tratamiento de la caída del pelo, gracias a su aporte de vitaminas, proteínas, calcio y potasio. Ayuda a detener la caída y además favorece el crecimiento. Para ello se deben hervir unas hojas de remolacha, machacarlas, y aplicarlas sobre el cuero cabelludo dejandola actuar durante 20 minutos para luego enjuagar el cabello. Se debe tener en cuenta que este tratamiento puede modificar levemente el tono del cabello, por lo que además es ideal para tapar las primeras canas de forma natural.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)