Primary tabs

Problemas al dormir ligado a presion alta

Las probabilidades de desarrollar presión arterial alta pueden aumentar si la persona tiene hábitos pobres para dormir, sugieren nuevas investigaciones.

En un estudio se encontró que los hombres con los menores niveles de las fases más profundas de sueño, conocido como sueño de hondas lentas, tuvieron un 80 por ciento más oportunidad de desarrollar presión arterial alta que los hombres con los niveles más altos de sueño reparador. La relación se mantuvo al margen de otros factores como la obesidad y el tiempo que los hombres durmieron.

“Reducciones en la etapa más profunda de sueño son específicamente asociados con un incremento en el riesgo de desarrollar presión arterial alta”, dijo la Dra. Susan Redline, profesora de medicina del sueño del Hospital Brigham y Mujeres, el Centro Médico Beth Israel Deaconess y la Escuela de Medicina de Harvard.

El estudio publicado el 29 de agosto en la edición online del jornal Hypertension de la Asociación Americana del Corazón, refuerza otras investigaciones que han vinculado los problemas del sueño con el incremento en el riesgo de obesidad y problemas cardiovasculares, entre otras enfermedades.

La Dra. Redline evaluó 784 hombres con una edad promedio de 75 años, quienes formaron parte del Estudio de Resultados de Desordenes del Sueño en Hombres Mayores. Entre 2003 y 2005 los hombres no tuvieron presión arterial alta. Cuando regresaron para seguimientos entre 2007 y 2009, los investigadores encontraron que 243 hombres habían desarrollado presión arterial alta. Lo ideal sería que la presión arterial se ubique en menos de 120/80.

Tratamiento natural para la hipertensión

Los investigadores dividieron a los hombres en cuatro grupos, desde aquellos con la menor cantidad de sueño de ondas lentas hasta la más alta.

Después que los investigadores tomaran en consideración la edad, raza, masa corporal y otros factores, la relación entre el sueño de hondas lentas y la presión arterial alta se mantuvo. Incluso cuando los investigadores tomaron en consideración trastornos respiratorios del sueño, y la duración total del sueño, la relación se mantuvo.

El sueño de hondas lentas decrece con la edad, dijo la Dra. Redline. “Los niños pueden tener 40 por ciento de sueño de hondas lentas [del sueño total]”, dijo la investigadora. Sin embargo, los adultos sanos, en general pueden tener solo cerca del 25 por ciento.

De acuerdo con el estudio, los hombres tuvieron un promedio de 11,2 por ciento de sueño de hondas lentas. Aquellos en lo más bajo de los cuatro grupos tuvieron un promedio de solo 4 por ciento o menos. Otros estudios han demostrado que el sueño de hondas lentas es menor en hombres mayores que en mujeres.

A pesar que el estudio encontró una relación entre el sueño de hondas lentas y la presión arterial, no probó la relación causa-efecto.

La nueva investigación es un añadido a la información sobre la importancia del sueño, dijo el Dr. Alberto Ramos, co-director del Centro de Trastornos del Sueño de la Universidad de Miami. Los expertos están de acuerdo que la falta de sueño puede incrementar el riesgo de presión alta con el tiempo, según lo indicado por el Dr. Ramos.

Ramos anotó que el nuevo estudio va un poco más allá al sugerir que “la calidad del sueño, especialmente la cantidad de sueño profundo, es tan importante en la salud en general -o al menos en el desarrollo de presión arterial alta- como la cantidad de tiempo que uno duerme”.

Las razones exactas de porque esto se da no es algo que se conoce con seguridad, de acuerdo con Redline y Ramos. “Cuando uno va a dormir, la presión arterial normalmente cae”, dijo la Dra. Redline. “Mucho de esa caída ocurre durante el sueño de hondas lentas”. Cuando esa caída en la presión típica de noche es afectada por la falta de sueño profundo, “podría predisponer a la persona para elevaciones durante el día”, agregó. El Dr. Ramos estuvo de acuerdo en que esto podría explicar el vínculo.

Los adultos pueden tomar medidas para incrementar el sueño de hondas lentas, dijo la Dra. Redline. “Cualquier cosa que lo levanta repetidamente irrumpirá el sueño de hondas lentas”. Ser tratado por trastornos subyacentes que pueden despertar a la persona, como es el caso de la apnea del sueño, podría ayudar, agregó la investigadora.

El mensaje más importante, de acuerdo con el Dr. Ramos, es poner atención a la calidad de sueño, no solamente a la duración de las horas de dormir. Aunque la relación entre el sueño de hondas lentas y la presión arterial alta se mantuvo después de tener el peso en consideración, el médico acotó que los grupos de sueño de hondas lentas también tendieron a ser más pesados que los otros. Evitar la obesidad sería una buena idea, agregó.

Agregar comentario