Enfermedad arterial periferica

Es una enfermedad grave, aunque bastante común, que ocurre cuando hay un estrechamiento de los vasos sanguíneos (arterioesclerosis) fuera del corazón. El mismo se produce como consecuencia del exceso de colesterol y otras grasas (placa) que se acumulan en las paredes de las arterias estrechándolas y reduciendo o bloqueando así el flujo sanguíneo.

La enfermedad arterial periférica se presenta con mayor frecuencia en las arterias de las piernas, pero también puede ocurrir en las que transportan sangre del corazón a la cabeza, los riñones, los brazos y el estómago.

Causas y factores de riesgo:

La causa exacta se desconoce, pero se sabe que los siguientes constituyen importantes factores de riesgo:

  • Ser mayor de 50 años
  • Ser diabético: 1 de cada 3 diabéticos mayor de 50 años presenta mayor probabilidad de desarrollar enfermedad arterial periférica
  • Colesterol elevado: El exceso de colesterol y grasa en la sangre favorece la formación de placa en las arterias
  • Ser afroamericano: Tienen más del doble de posibilidades de padecer la enfermedad en comparación con los blancos
  • Fumar: El riesgo se eleva hasta 4 veces más que en el resto de las personas
  • Hipertensión arterial
  • Historial personal de enfermedades vasculares, insuficiencia cardíaca, ataque al corazón o al cerebro

Síntomas

La mayoría de las personas con enfermedad arterial periférica no presenta síntomas, pero cuando los hay pueden abarcar:

  • Calambres o dolor en las piernas y/o pies durante el descanso que en ocasiones interrumpe el sueño
  • Cambio en la coloración de la piel de los pies (se tornan azules o pálidos)
  • Falta de crecimiento de las uñas y el vello en los dedos de las pies y en las piernas
  • Fatiga, cansancio, pesadez o calambres en los músculos de las piernas durante actividades cotidianas como caminar o subir escaleras
  • Llagas o heridas en los dedos de los pies o las piernas que demoran en sanar o sanan mal
  • Menor temperatura en una pierna que en la otra

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son reducir los síntomas, mejorar la calidad de vida y la movilidad del paciente y prevenir ataques cardíacos, cerebrales y la amputación del miembro.

Los principales métodos de tratamiento incluyen:

  • Cambios en el estilo de vida:
    • Dejar de fumar
    • Dieta saludable
    • Mantener en niveles saludables la diabetes, el colesterol y la presión sanguínea
    • Realizar actividad física de manera regular
    • Mantener un peso saludable
  • Medicamentos
  • Cuando sólo con las modificaciones en el estilo de vida no alcanza, se puede optar por medicación para:

    • Reducir los niveles de colesterol, presión arterial y glucosa en sangre
    • Reducir el dolor en las piernas al realizar actividades como caminar o subir escaleras
    • Prevenir la formación de coágulos sanguíneos que pueden causar ataque cardiaco o cerebral
  • Cirugía
  • Cuando el flujo sanguíneo de uno de los miembros está bloqueado total o parcialmente, lo que causa síntomas severos, puede ser necesario un procedimiento médico o cirugía. Los procedimientos médicos como angioplastia y la cirugía de injerto de derivación restauran la circulación sanguínea hacia las piernas y mejoran la capacidad de caminar, aunque no curan la enfermedad arterial periférica.

Puntaje: 
Sin votos aún