Toda la verdad sobre el aceite acalórico, sus beneficios, sus usos y sus contraindicaciones.

Aceite acalórico ¿bueno o malo?
Aceite acalórico

Desde hace unos años un producto de origen mineral viene dando que hablar en el mundo de las dietas y la vida sana, nos referimos al aceite acalórico; un popular aceite elaborado de aceite de parafina y de aceite de oliva; muy usado como complemento en regímenes para perder peso y adelgazamiento. Acompáñanos a saber más del aceite acalórico, de sus sus beneficios, sus usos y sus contraindicaciones.

Aceite acalórico, de origen mineral

El aceite acalórico es un aceite de origen mineral, es elaborado casi en su totalidad con el aceite utilizado en la parafina; además de un porcentaje de aceite de oliva, el que le aporta sabor y algunas propiedades naturales y vitamínicas. Entre los más populares en el mercado, encontramos el aceite acalórico Ordesa.

Cabe destacar que el aceite acalórico tiene muy pocas calorías, lo que lo hace interesante para ser incluído en una dieta para adelgazar. Una cucharada de este aceite contiene tan solo 13.5 calorías, mientras que el aceite de oliva 135 calorías, es decir 10 veces más calorías.

Usos del aceite acalórico

Hace algunos años el aceite acalórico tenía un uso exclusivo medicinal, como laxantes para ser exactos. Pero en los últimos tiempos ha ingresado con relativo éxito en mundo de las dietas y la comida sana, debido a su bajo contenido calórico.

El aceite acalórico puede usarse para aliñar todo tipo de ensaladas, así como para aliñar y condimentar carnes y verduras ya cocidas. Es muy importante que se ingiera frío y en estado natural, más no caliente o usarlo para cocinar, por algunas contradicciones que veremos en el punto siguiente.

Contraindicaciones del aceite acalórico

Por su origen mineral (de la parafina), el aceite acalórico no debe calentarse, ya que con el cambio de temperatura sufre una transformación y puede resultar tóxico para el consumo humano.

Como explicamos el punto anterior, este aceite tuvo inicios como laxantes, atributos que aún sigue teniendo. Lo que nos lleva a la advertencia de no tomar más de una cucharada de aceite acalórico por preparación, ya que podría efectuar como laxante. Podríamos resumir que si se tiene un uso moderado y cuidadoso, el aceite acalórico podría incluirse en una dieta sana.

Agregar comentario