Foto de Vilma García

Auriculoterapia: Puntos de sanación

Se puede recuperar y mantener un buen estado de salud física y mental, con sólo restablecer el correcto flujo de energía vital
Mapa de Noguier Auriculoterapia
Mapa de Noguier de la Auriculoterapia - Flickr.com

La medicina tradicional china, concibe al cuerpo humano, como un conjunto de sistemas y órganos interconectados por canales o meridianos, a través de los cuales circula la energía vital.

Cuando el paso de esta energía se bloquea, sobreviene la enfermedad manifestada en: Dolor, infección, congestión capilar o mala circulación, inflamación y muchas otras patologías o alteraciones. Concentrados en la observación y el estudio acucioso de estos fenómenos, los chinos comenzaron a aplicar una técnica para regularizar la energía afectada. La expresión original para describirla fue Tchen-Ziú, (agua y calor), pues se incluía la utilización de moxa. Luego se utilizaría el término acupuntura, (del latín acus, aguja y punctura, punzada), acuñado por los jesuitas misioneros que visitaron China en el siglo XVI.

Con el correr del tiempo, la acupuntura se fue especializando tanto por áreas de aplicación, como por los tipos de instrumentos empleados y tipos de presión, y así surgieron técnicas más específicas y localizadas. Entre las más conocidas en Occidente están: La reflexología, la digitopuntura y la auriculoterapia. Esta última, estimula puntos específicos en la oreja.

¿De qué se trata la Auriculoterapia?

También conocida como auriculopuntura, es una técnica que emplea diversos instrumentos para estimular los puntos reflejos de la oreja (cada punto mide entre 0,1 y 0,3 milímetros), los cuales representan y están conectados con la totalidad del organismo humano. Las zonas del cuerpo que representan a escala todo el organismo, se conocen como somatopías. Pues bien, para realizar esta estimulación de manera efectiva, los chinos emplean semillas de mostaza, imanes o pequeñas bolitas de cristal o metal. En Occidente sin embargo, es común el uso de diminutas agujas para los mismos fines.

El doctor Paul Nogier, fue el primer galeno en diseñar un mapa completo de la oreja, señalando la interconexión entre los órganos y sus puntos de referencia. Además elaboró en 1950, la teoría de la relación con la figura del feto invertido, teoría que continúa vigente.

Técnicas y procedimientos empleados en la actualidad

La auriculoterapia, como muchas otras prácticas médicas, ha experimentado cambios en su devenir relacionados con técnicas y procedimientos. De tal manera, en sus más remotos orígenes se emplearon astillas finas de huesos de animales, posteriormente agujas de oro y de plata, según se requiriera. Todos estos implementos ejerciendo presión en cada punto, detectaban las anomalías y dolencias del organismo, vale decir, los bloqueos energéticos. Una vez diagnosticados, se procedía con la misma presión y estimulación, durante un tiempo, hasta despejar el órgano afectado y restablecer el correcto flujo de energía.

Actualmente se usan agujas de acero inoxidable descartables, para uso personal, y un sencillo instrumento que mide la resistencia eléctrica de los puntos, y al detectar un cambio en la intensidad, emite una señal. Este sonido indica que el órgano representado en ese punto, está afectado por alguna patología. En ese momento se puede aplicar el tratamiento, es decir, impulsos eléctricos durante 40 segundos promedio. En síntesis, la auriculoterapia aplica estimulación a distancia, a todos aquellos órganos y funciones que lo requieren, guiándose por los mapas de Noguier; la oreja funciona así como monitor y sus estímulos llegan casi directamente al cerebro, causando un efecto inmediato.

Campos de acción

Al ser la oreja un holograma del cuerpo, la auriculoterapia actúa sobre todos los órganos, funciones y sistemas. Puede emplearse sola, o como coadyuvante de otras terapias similares, o de medicina convencional, ya que trabaja con energía. En los últimos años su aplicación cobra relevancia en el tratamiento de adicciones, así como para equilibrar el apetito y adelgazar, ya que disminuye y controla la ansiedad. También es aplicado en padecimientos crónicos: Asma, ciática, alergias, insomnio, migraña, artritis, depresión, psoriasis, y otras enfermedades o manifestaciones patológicas.

Cuándo no usarla

  • Durante el embarazo
  • En enfermedades terminales, traumatismos, quemaduras y todas aquellas lesiones que hayan alterado el flujo de energía de todo el cuerpo, bien por su gravedad o por afectar de manera violenta y rápida al organismo
  • Cuando la zona de la oreja presenta algún tipo de alteración como alergias, dermatitis y otras patologías que impidan o dificulten su manipulación

Para saber más

  • La auriculoterapia maneja algunos conceptos de la acupuntura como: exceso y deficiencia, sedar y tonificar (introducir y extraer energía)
  • El doctor George Soulié de Moran, a su regreso de Pekín en 1927 donde ejercía como cónsul, constituyó la Sociedad Internacional de Acupuntura en París, promoviendo así su difusión y la de todas las terapias relacionadas
  • Además de la oreja, hay otras zonas en las cuales el cuerpo está perfectamente representado en puntos, éstas son: Cráneo, ojos, frente, nariz, lengua, manos, pies y parte del cuello
  • La piel en los puntos que remiten a algún órgano afectado, tienen menor resistencia a la electricidad, esa diferencia es la capta el instrumento de medición
  • El desarrollo embrionario presenta marcadas analogías con la formación del pabellón auricular
  • Por último, es importante señalar que en 1979, la Organización Mundial de la Salud, OMS, incluyó la auriculoterapia, entre las disciplinas alternativas válidas y reconocidas por ese organismo
Sin votos aún
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.