Malos habitos

A muchas personas les suele suceder que ni bien arranca el día ya se sienten bajos de energía y la falta de sueño no es la única razón.

1

No beber agua

No beber la suficiente cantidad de agua puede ser una de las causas de la falta de energía. Así lo explica la dietista Amy Goodson, del Texas Health Ben Hogan Sports Medicine. Según ella, estar algo deshidratado, sólo un 2%, es suficiente para sufrir una descompensación de la energía. La explicación es cuando una persona está deshidratada, se produce una disminución en el volumen de la sangre, lo cual la vuelve más espesa, por lo cual el corazón se ve obligado a bombear sangre con menos eficacia, por lo cual los nutrientes llegan con menos velocidad a los órganos y músculos.

2

Carencia de hierro

La carencia de hierro puede ser la causa de la debilidad, falta de energía, irritabilidad e incapacidad de concentración. La falta de hierro hace que viaje menos cantidad de oxígeno a través de los músculos y las células, lo que puede causar debilidad.

3

Ser muy perfeccionista

El perfeccionismo también puede ser un causante de falta de energía. Irene S. Levine, profesora de psiquiatría de la Universidad de Nueva York explica al respecto que este tipo de personas no tienen sentido de auto-satisfacción, por lo cual siempre están trabajando en busca de la perfección y ello resulta agotador.

4

Ser fatalista

Ser fatalista, estar constantemente pensando que pasará lo pero produce una ansiedad muy desgastante.

5

No desayunar

Saltearse el desayuno es también un muy mal hábito que puede causar falta de energía durante el día. Esta comida es la más importante dado que es la que aporta la energía necesaria para afrontar la jornada luego del largo ayuno nocturno. Amy Goodson explica al respecto:

Si ésta hace falta, tu corazón no bombeará suficiente sangre y oxígeno, por lo que comenzarás a sentirte lento

6

Comer comida chatarra

Los alimentos que contienen muchos hidratos de carbono simples y azúcares, producen picos de azúcar en la sangre, lo cual constituye episodios de fatiga durante el día. Para evitarlo, lo necesario es mantener durante la jornada los niveles de azúcar estables.

7

Escritorio desordenado

Tener el escritorio o la oficina toda desordenada, con papeles tirados por todos lados, aunque parezca extraño, según un estudio de la Universidad de Princeton, causa agotamiento mental y afecta la capacidad de concentración y de procesar la información.

8

Beber antes de ir a la cama

Según el director médico del New York Neurology & Sleep Medicine Allen Towfigh, si bien el alcohol al deprimir el sistema nervioso actúa como sedante, al ser metabolizado produce un incremento repentino en el sistema de la adrenalina, lo cual puede hacer que la persona despierte a mitad de la noche y no descanse bien.

9

No desconectarse del trabajo durante las vacaciones

Chequear el correo electrónico o atender el teléfono móvil por temas de trabajo durante las vacaciones, no permite desconectarse, relajarse y descansar para recuperar la energía necesaria.

10

Chequear el correo electrónico antes de ir a la cama

Towfigh explica:

…la luz deslumbrante de una tableta o teléfono inteligente puede alterar el ritmo circadiano natural del cuerpo mediante la supresión de la melatonina, una hormona que ayuda a regular los ciclos del sueño y vigila

Puntaje: 
Sin votos aún