Sexo y neurosis

Según un estudio reciente llevado a cabo por la Universidad de Tennessee, el sexo, aparte de todas las bondades que brinda, permite a las personas que padecen de neurosis, dejar de experimentar algunos efectos negativos derivados de su afección.

No cabe duda de que el sexo permite disfrutar de una interesante relajación y es considerado un ejercicio sumamente saludable, que también ayuda a la estabilidad de la pareja, pero un grupo de científicos decidió ir más lejos e intentó establecer una relación directa entre la práctica del sexo y la neurosis.

Partamos de la definición de neurosis: "Afección psicógena cuyo síntoma es la expresión de un conflicto psíquico que tiene sus raíces en la historia infantil del sujeto, y constituye compromisos entre el deseo y la defensa" 1.

Para explicarlo de manera práctica, las personas que padecen neurosis suelen ser irritables, sufrir cambios de humor repentinos, sentir angustia y culpa, entre algunas características.

Los investigadores de la Universidad de Tennessee realizaron un seguimiento durante cuatro años sobre 72 parejas de recién casados. Las parejas reportaban por separado, cada seis meses, la situación de su matrimonio y la frecuencia con que mantenían relaciones sexuales.

De esta forma se llegó a la conclusión de que en las personas que padecían neurosis, hubo una notable mejora y desaparición de la mayoría de sus síntomas con un tratamiento muy simple: mayor cantidad de relaciones sexuales con su pareja.

Tener más sexo implica eliminar algunas de las consecuencias de la neurosis y tal vez suceda algo semejante con otros problemas psicológicos.

1. Laplanche y Pontalis JB. Diccionario de psicoanálisis. Barcelona: Labor S.A.; 1983

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)