Remedios naturales para sarpullido
Sarpullido

El sarpullido se presenta como pequeñas ronchas o ampollitas de color rojo en la piel. Las zonas donde aparece con mayor frecuenta son las axilas, el cuello y los brazos. Es más común durante el verano por el calor que favorece la sudoración. Es muy habitual en los bebés como consecuencia del uso de ropa de lana, el pañal o por estar muy abrigados.

Entre las causas del sarpullido están:

  • Exceso de ropa
  • Sudoración excesiva
  • Exposición al sol
  • Intoxicación alimenticia
  • Climas húmedos y calurosos

Hay varios remedios caseros naturales para el sarpullido:

  • Baño de avena o bicarbonato de sodio
  • Darse un baño de inmersión con avena. Agregar al agua algunas hojuelas de avena y tomar un baño de una hora. Las propiedades de la avena actúan sobre la piel, aliviando los síntomas del sarpullido: La inflamación y la comezón de la piel.

  • Compresas de avena
  • Hervir un puñado de hojas de avena en agua y formar una pasta. Esperar a que enfríe y colocar sobre una gasa estéril. Aplicar a modo de compresas sobre la piel afectada.

  • Cáscara de sandía
  • Tomar la cáscara de la sandía y dejarla en el refrigerador. Luego frotarla sobre la zona afectada por el sarpullido. Esto ayudará a calmar el enrojecimiento y calor provocados por el sarpullido.

  • Té de manzanilla
  • Es un remedio casero muy bueno para limpiar las zonas afectadas y calmar los síntomas.

  • Aloe vera
  • Aplicar la pulpa del aloe vera sobre la zona de sarpullido ayuda a aliviar los síntomas del sarpullido.

  • Pasta de almidón de maíz
  • Mezclar un poco de almidón de maíz con agua hasta formar una pasta. Aplicarla suavemente en la zona afectada y dejar hasta que seque. Posteriormente tomar una toalla empapada con agua fría y limpiar con delicadeza sin frotar.

  • Compresas de malva y mantequilla
  • Cortar hojas de malva y mezclar con mantequilla hasta formar una pasta homogénea. Aplicarla en gasas estériles y colocar sobre el área con sarpullido por algunos minutos. Este remedio casero además de aliviar la picazón, suaviza la piel.

  • Compresas de infusión de apio
  • Hervir tallos de apio en ½ litro de agua durante 10 minutos. Colar y empapar gasas estériles en el líquido obtenido. Colocar las gasas sobre la zona con sarpullido y dejar durante toda la noche.

  • Aplicar hielo
  • Aplicar compresas frías o una bolsa de hielo directamente sobre la zona del sarpullido alivia la picazón y el calor de la piel.


VIDEO: Remedios naturales para el sarpullido

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3.8 (85 votes)