Enfermedades de los pies
Los pies y sus patologías más frecuentes
flickr.com

Los pies sujetan durante todo el día todo el peso del cuerpo. La buena elección del calzado contribuirá a evitar la aparición de enfermedades que pueden agravarse si se eligen los zapatos inapropiados.

Principales patologías a tener en cuenta

  • Metatarsalgias: Consiste en la aparición de dolores en el ante pié y la planta del pie
  • Deformidades: Dedos en forma de garra o martillo
  • Callos: Se producen por los roces y la presión en el dorso de los dedos
  • Inflamaciones: Suelen ocasionarse dolores en la rodilla y gemelos debido al peso soportado. También se produce acortamiento del tendón
  • Juanetes: Es el crecimiento más grande de lo normal del hueso del dedo gordo. La circulación venosa se ve afectada, se hinchan los pies, edemas y demás inconvenientes
  • Micosis: Se caracterizan por enrojecimiento, descamación y excesiva picazón en la zona afectada
  • Psoriasis: Su causa se desconoce, pero suele afectar en mayor medida los pies con picor, descamación y a veces inflamación. Hay tratamientos muy efectivos que ayudan a controlar la enfermedad
  • Uña encarnada: Frecuente en personas que practican mucho deporte. La zona afectada se torna roja, inflamada y presenta mucho dolor
  • Neuroma: Es consecuencia del pinzamiento de un nervio lo cual produce un dolor muy intenso
  • Espolón calcáneo: Se ocasiona en el talón y es producto de una calcificación del hueso. El dolor se intensifica al caminar
  • Reuma: Se produce debido a la artrosis. Los pies son la parte del cuerpo más afectada por este trastorno

Casi el 85 por ciento de la población sufre algún problema dermatológico en los pies. La mayoría de la gente no le presta importancia a este problema, pero puede llegar a convertirse en algo más complejo de solucionar sin tratamiento. Las deformaciones y las dolencias constantes pueden llegar a impedir las obligaciones cotidianas

Recomendaciones para mantener unos pies sanos

  • Luego de bañarse, es imprescindible secarse bien los pies, sobre todo entre los dedos
  • La higiene es fundamental. Se deben utilizar jabones neutros y evitar el agua caliente y que predispone a la proliferación de hongos
  • Un buen calzado es muy importante para permitir la respiración de los pies y para que su forma se respete de manera adecuada. Los zapatos ajustados deben descartarse para siempre
  • La piel de los pies debe cuidarse de igual modo que se hace con el resto del cuerpo. Dolencias leves pueden desencadenar otros trastornos difíciles de combatir
  • Hay que reservar el cazado de tacón solamente para los momentos especiales. No deben tener un uso diario ya que afectan y modifican mucho la estructura del pie.
    Tratamientos existentes:
    • Los parches que se venden en las farmacias para las callosidades son muy efectivos para aliviar el dolor debido al ácido que contienen. También ejercen un efecto positivo contra la presión
    • Los implantes para el talón son útiles sobre todo si se tiene sobrepeso ya que sostienen de forma correcta el pie, disminuyendo el dolor
    • Para aliviar el malestar que provocan los juanetes, lo recomendable es utilizar un número de zapatos mayor. Los zapatos deportivos, las sandalias y los calzados amplios son los más aconsejables
    • Consultar con un especialista es la recomendación más idónea para que éste explore de modo adecuado lo que ocurre para recetar las cremas o demás fármacos más apropiados según sea el caso
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4 (10 votes)