Estrés, cambios hormonales, falta de sueño, infecciones y enfermedades…

Azucar en sangre

Hay días en los que sin importar el cuidado que se tenga con la comida, la medicación, la insulina y el ejercicio físico, la glucosa en la sangre sube por razones no tan obvias en los pacientes con diabetes. En general, esas son las causas más frecuentes de subas de glucosa; olvidar la medicación, no darse la dosis de insulina, comer más hidratos de carbono de lo que se debería o no hacer el suficiente ejercicio físico. Pero además, hay cuatro órganos que controlan el azúcar en la sangre: El hígado, la tiroides, el páncreas y las glándulas adrenales. Y todo desequilibrio asociado a uno de ellos puede causar una alteración en los niveles de azúcar.

Entre las causas del incremento del azúcar en la sangre están:

  • Estrés adrenal
  • El estrés es un disparador del azúcar en la sangre, sobre todo, si la glándula adrenal falla. La peor combinación está compuesta por problemas adrenales e infección. Además la baja de azúcar en la sangre provoca en el cuerpo una señal de estrés. La respuesta hormonal libera inmediatamente glucagon y epinefrina, seguida de una liberación más lenta de cortisol.

  • Cambios hormonales
  • Hay distintas situaciones hormonales que pueden interferir con las subas de azúcar en la sangre. Durante los ciclos menstruales y en los adolescentes pueden haber grandes problemas para regular la glucosa. Es frecuente que se de el fenómeno Dawn Phenomenon, en el que el cuerpo libera cortisol para despertar al cuerpo y se combina con la liberación de la hormona del estrés.

  • Falta de sueño
  • La carencia de sueño incrementa el riesgo de diabetes y también eleva el riesgo de hipertensión. Tanto la glucosa alta como la presión alta, se asocian con la resistencia a la insulina.

  • Infecciones y enfermedades
  • La Clínica Mayo explica, que algunas enfermedades e infecciones como ser una infección urinaria un resfrío o ataque al corazón, pueden subir los niveles de azúcar. Es importante que el endocrinólogo entrene al paciente para manejar sus niveles de azúcar en estos casos. Cuando se pasa por una situación traumática como una cirugía o herida, el cuerpo reacciona al dolor generando más hormonas para sobrellevar la situación. Éstas estimulan la generación de más glucosa por parte del hígado, porque para enfrentar el trauma el cuerpo necesita más energía.

  • Determinados medicamentos
  • Algunas medicinas de venta libre como determinados diuréticos, barbitúricos, corticoesteroides y descongestivos, pueden afectar los niveles de azúcar en sangre.

Otros factores que influyen:

  • El lugar donde se inyecta la insulina
  • Otro de los factores que pueden afectar los niveles de azúcar en la sangre, es el lugar donde se inyecta la insulina. Ya que hay zonas donde las células adiposas son menos sensibles a la insulina y pueden volverse resistentes a sus efectos. Es por ello, que los endocrinólogos aconsejan cambiar con frecuencia el lugar donde se coloca el catéter.

  • Problemas con los equipos médicos
  • Según la Clínica Mayo otra de las cosas que puede afectar los niveles de glucosa es el mal funcionamiento de los dispositivos utilizados para inyectar insulina.

  • Insulina mal conservada
  • La insulina mal conservada o vencida, puede favorecer una suba en los niveles de azúcar. No debe exponerse la insulina ni al calor ni congelarla y una vez que se abre la insulina de efecto rápido, puede estar a temperatura ambiente durante 1 mes.

  • Inflamaciones por daños en músculos y tejidos
  • Problemas del hígado (hígado graso)
  • Alergia e incluso alergia a la insulina

Agregar comentario