Diabetes - Arroz integral
Foto cortesía de lacocinadeinma74

El arroz integral al pasar por el proceso de refinamiento y de molienda donde se le quita la cáscara que lo recubre para convertirlo en arroz blanco, pierde nutrientes, vitaminas, minerales, magnesio, proteínas y fibra que protegen al organismo de la diabetes. Hay evidencia que indica que el consumo de cereales integrales se asocia con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo II.

Estudio realizado por investigadores de la Universidad de Harvard

Según un estudio realizado por el doctor Qi Sun, catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard e investigador del Hospital Brigham and Women’s de Boston, publicado recientemente en Archives of Internal Medicine y en Health.com, el consumo de arroz blanco, (muy elevado en Estados Unidos), se asocia a un mayor riesgo de padecer diabetes tipo II, dado que éste es en gran parte proteína y almidón por lo que los niveles de glucosa en sangre aumentan más rápido.

Para llegar a estos datos, los investigadores compilaron material de tres estudios diferentes en los que se analizaron las conductas alimentarias de 157.463 mujeres y 39.765 hombres, actualizándose cada cuatro años y con un seguimiento de casi 22 años.

Tras constatar algunos otros datos que favorecen el desarrollo de diabetes tipo II, como la edad, los antecedentes familiares, el índice de masa corporal y las costumbres alimenticias, los investigadores llegaron a la conclusión de que la ingesta de arroz blanco se relaciona con un mayor riesgo de padecer diabetes tipo II, en tanto la de arroz integral con un menor.

Quienes consumían al menos 5 porciones de arroz blanco semanalmente tenían un riesgo 17% más alto de contraer diabetes tipo II, que los que comían por lo menos 2 porciones de arroz integral que tenían un 11 % menos.

Los investigadores sostienen en base a los resultados obtenidos, que sustituyendo el consumo de arroz blanco por el de arroz integral se podría reducir en un 16% el riesgo de diabetes tipo II.

Conclusiones y recomendaciones de los investigadores

Según el doctor Qi Sun, sustituyendo tal sólo unos 50 gramos del arroz blanco que se consume por integral, se reduce el riesgo de padecer diabetes tipo II en un 16%. Es muy recomendable para la salud de aquellas personas propensas a ser diabéticas, reemplazar los hidratos de carbono refinados por granos enteros.

Por otra parte, el consumo de arroz integral se asocia, generalmente, con estilos de vida más saludables. Según los datos obtenidos por los investigadores, las personas que consumen habitualmente este tipo de arroz, realizan actividad física regularmente, ingieren bastantes frutas y verduras, pocas grasas saturadas, no fuman, etc.
Y lentamente este tipo de grano se está haciendo más popular en los Estados Unidos, contrariamente a lo que pasaba durante gran parte del período en que se realizaron los estudios. Por lo cual, según los investigadores si se sustituyeran las porciones de arroz blanco por granos enteros, usualmente, se podría llegar a disminuir en un 36% el riesgo de diabetes.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3 (1 vote)